fbnoscript
28 de mayo de 2019

Mendoza: la campaña militante del PO en el FIT

Decenas de voluntarios contra el FMI y sus candidatos.
Soledad Sosa

Soledad Sosa

candidata a vicegobernadora por el FIT

El 9 de junio tendrán lugar las PASO mendocinas para la definición de los candidatos a gobernador, intendentes, senador, diputados y concejales.

La premisa con la que el Partido Obrero mendocino está afrontando la campaña electoral de la provincia es que es necesario el desarrollo de una gran movilización política de los explotados, sobre el desarrollo de un programa de independencia política, para hacer frente a la crisis en curso.

Esto vale para ganar la adhesión superficial que significa un voto, pero esencialmente porque buscamos la estructuración orgánica de la clase obrera y los sectores populares, para hacer frente a la quiebra nacional en curso y proceder a una profunda reorganización política y económica en función de satisfacer las necesidades sociales y no la acumulación privada. Esto es lo que entendemos por “ningún acuerdo con el FMI, que la crisis la paguen los capitalistas”, “por una salida de los trabajadores y la izquierda”.

Con el eje puesto en la necesidad de rechazar este acuerdo colonial que todos los bloques políticos pretenden mantener en nombre de la “unidad nacional” o “contrato de la ciudadanía”, lanzamos un llamado a sumarse como voluntarios en la campaña del FIT, abriendo una casa electoral, organizando mateadas con los candidatos, sumándose a las recorridas casa por casa para explicar y distribuir nuestra plataforma; organizando comités de apoyo en el lugar de trabajo, barrio o escuela. En definitiva: sumándose a una campaña militante.

Al momento de escribir estas líneas los voluntarios sumaban más de 250, provenientes de las barriadas obreras más importantes de la provincia. Entre ellos se cuentan obreros rurales, municipales, obreros de la alimentación, de la construcción, de la juventud universitaria y terciaria, de los jóvenes trabajadores precarizados que desenvuelven una campaña clandestina en el intento por organizar a sus compañeros contra las patronales más negreras. Los voluntarios se suman a explicar que la salida a la crisis de Macri-Cornejo es con los trabajadores y la izquierda, por la ruptura con los candidatos del FMI y que la crisis la paguen los que la generaron.

Las agitaciones puerta por puerta significan la mayor fuente de reclutamiento de voluntarios, a la vez que son un verdadero termómetro del estado de ánimo de los trabajadores. Es notorio el profundo odio a Macri-Cornejo en las barriadas más humildes y la necesidad de sacarse de encima al gobierno hambreador; en ese punto no existe debate alguno, pero sí a la hora de establecer cuál es la alternativa de salida. En las zonas de la pequeño burguesía el ánimo cambia, la sensación dominante es la incertidumbre, la cantidad de indecisos aumenta considerablemente y aparece con frecuencia el votante arrepentido de Cambiemos que tampoco quiere votar a una variante nacionalista.

La campaña de voluntarios ha establecido la constitución de decenas de comités de apoyo al FIT, incluso en departamentos donde no existía una estructuración previa.

Vamos con todo en estas dos últimas semanas a reforzar esta gran campaña, terminar de barrer las barriadas puerta por puerta y concentraciones obreras. ¡Vamos por centenares de fiscales y más comités de apoyo! ¡Vamos por un pronunciamiento político en las urnas y por una gran movilización política de los de abajo, que le haga pagar la crisis a las patronales!

Compartir

Comentarios