fbnoscript
30 de mayo de 2019

Aumento del boleto interurbano en Córdoba: otro mazazo al bolsillo popular

Por Juan I.

El Ente Regular de Servicios Públicos (Ersep) de la provincia de Córdoba convocó días atrás a una audiencia pública para el 5 de junio, para aprobar a las empresas un aumento del boleto interurbano del 30,28%. El mismo se sumaría al del 30% en octubre y el 15,25% otorgado en marzo, totalizando un incremento del 75,25% en siete meses.

Las empresas que tiene en sus manos el gran negocio del transporte público argumentaron que la suba se debía al incremento del costo del gasoil y la baja de los subsidios del Estado nacional. Hasta incluyó en los motivos la paritaria del sector, pese a que el aumento para los trabajadores sería solo de un 18% por ciento escalonado hasta julio (7,5% mayo, 7,5% junio y 3% el último mes).

El nuevo aumento validado por el gobierno de Juan Schiaretti repercute directamente en la vida cotidiana de las y los trabajadores y estudiantes que viajan en el interior o a los que viajan a la capital. Los boletos serían de más de $40 recorridos entre localidades de hasta 7 kilómetros de distancia, y alcanzarían entre $120 y $130 en un viaje como el de Carlos Paz a Córdoba (33 km). Esto por servicios sumamente deficitarios: falta de regularidad en los horarios de los ómnibus; demoras de entre 40 minutos y una hora –y los resultantes viajes con unidades sobrecargadas de pasajeros-; colectivos en mal estado que se rompen frecuentemente. 

El incremento en el boleto se da a días de la victoria de Schiaretti en las elecciones provinciales, luego de una campaña en la cual Hacemos por Córdoba trató sistemáticamente de despegarse del ajuste que está llevando adelante el gobierno nacional de Macri. 

El nuevo tarifazo deja a la vista la demagogia de la campaña del PJ cordobés, y mantiene al servicio de transporte de la provincia como uno de los más caros del país (en la capital, el boleto urbano ya trepó a casi los $24 pesos, y la federación empresaria –Fetap- pretende que se lleve a más de $30). 

“Qué peor noticia para el Gobierno que hacer un incremento tarifario, es lo más antipático que nos puede pasar. Pero si no lo hacemos, se nos cae el sistema”, dijo Gabriel Bermúdez, secretario de Transporte de la Provincia. El funcionario llora con lágrimas de cocodrilo, pero el tarifazo se cocinó en una mesa evaluadora integrada por representantes de las cámaras, del Ersep y del Gobierno provincial sin participación de los trabajadores y usuarios, que son los primeros afectados con esta situación.

El Partido Obrero en el Frente de Izquierda señaló durante la campaña las mentiras del gobernador más macrista de todos, que puso a todos sus diputados y senadores a votar las leyes del ajuste de Cambiemos, bajo una consigna clara: “Si votás a Schiaretti te sale un Macri”.

Contra este cuadro de tarifazo permanente, planteamos: basta de aumentos, flexibilidad horaria en el Boleto educativo y Boleto obrero, apertura de los libros de las empresas y estatización del sistema de transporte bajo control de las y los trabajadores y usuarios.
 

Compartir

Comentarios