fbnoscript
1 de junio de 2019

“Hay que investigar la deuda pública de la provincia, los negociados y el robo perpetuado”

Gloria Sáez llevó el programa revolucionario del PO-FIT al debate de candidatos en Chubut.
Por Corresponsal

A días de las elecciones generales del 9 de junio en Chubut, se realizó en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco un debate con los candidatos a gobernador Carlos Linares (Frente Patriótico-PJ), Gustavo Menna (Cambiemos), Gloria Sáez (Partido Obrero-Frente de Izquierda), Carlos Whon (PICH), Maximiliano Masquijo (MST) y el candidato a vicegobernador del Polo Social, Mario Triviño. El gran ausente fue el actual gobernador y candidato a la reelección Mariano Arcioni, del partido provincial ChuSoTo, que tampoco participó en el debate realizado tres semanas atrás en el colegio María Auxiliadora de Rawson.

Una tribuna

Gloria Sáez utilizó el debate como una tribuna de agitación revolucionaria, desarrollando en cada uno de los ejes temáticos los planteos del PO-FIT para la provincia y el país, polemizando con los candidatos patronales y defendiendo la intervención de los trabajadores y la juventud para dar una salida a la crisis.

Así, en relación al eje del Estado y políticas públicas, denunció el brutal ajuste sobre estatales y docentes, planteando el pase a planta permanente y el salario igual a la canasta familiar; y un programa frente a despidos como en Guilford y Pepsi: reparto de horas de trabajo, ocupación de las fábricas que cierren o despidan, defensa de los convenios colectivos. En cuanto a Educación Superior, marcó que “la flexibilidad laboral se extiende al terreno educativo: a la reforma laboral le corresponde la contrarreforma educativa llamada Secundaria 2030, central en la reforma 2030 que impulsa el Banco Mundial. Y cuando se menciona la ‘articulación’ de terciarios con universidades, detrás está el objetivo de pavimentar el acceso a los posgrados pagos”; denunciando el ajuste conjunto al área por parte de Macri y los gobernadores y llamando a una lucha de estudiantes y docentes en las calles.

En el eje de situación económica, Sáez denunció que “los candidatos de la llamada ‘oposición’ que ahora se postulan como una alternativa, como Linares, ya han garantizado un ‘refinanciamiento’ a los acreedores de la deuda pública provincial, que explica en gran parte el ajuste en educación, salud y obra pública que sufrimos”. Y planteó “comenzar por aquí: investigar la deuda pública de la provincia, los negociados y el robo que se ha perpetuado”. A su turno, en el eje “Federalismo” señaló que de la mano del acuerdo con el FMI, en cuya continuidad coinciden el macrismo y el PJ, se profundizará el ajuste sobre el pueblo trabajador, y “Chubut y la Patagonia recibirán un mayor ataque a sus recursos naturales. De esto hablamos cuando hablamos de megaminería y de fracking. El FMI y los acreedores de la deuda externa vienen por el petróleo, los minerales y los recursos ictícolas”. En ese sentido, defendió la ruptura con el Fondo y el no pago e investigación de la deuda externa nacional, así como un rotundo no al avance de la megaminería en la provincia.

Los otros candidatos

La intervención de Sáez contrastó de plano con la de los candidatos patronales. Linares repitió el decálogo kirchnerista de la crítica a Cambiemos (incluso cuando el apoyo de Fernández-Fernández no ha ido a parar a él sino a Arcioni), para luego colocarse como un garante de los acreedores de la dolarizada deuda provincial y tender puentes a eventuales componendas parlamentarias con Cambiemos, bajo el eufemismo de la defensa de los intereses chubutenses. El actual diputado nacional radical Gustavo Menna intentó despegarse de la figura de Macri, defendiendo a su vez un mayor ajuste en el sector público. El Partido Independiente (PICH) de Carlos Whon desarrolló un planteo “moralizante” en relación a la corrupción, con cierto dejo de intervencionismo estatal; mientras que Mario Triviño, del Polo Social (conocido como “experto en ovnis”) hizo un improvisado papelón reemplazando al candidato clerical Oscar Petersen y llamó a votar a nivel nacional al ex carapintada Juan José Gómez Centurión.

La intervención de Maxi Masquijo del MST se concentró en planteos de reformas constitucionales y en la necesidad de “una discusión de las políticas públicas de la mano de la participación y la política”. En el planteo del MST estuvo ausente el eje de clase y de independencia política de los trabajadores que marcó Gloria Sáez en todo su desarrollo programático y que caracteriza al PO y al FIT.

Al momento de la pregunta a otro candidato, Sáez interpeló a Linares por su posición sobre el aborto legal, la efectiva implementación de la ESI y la separación de la Iglesia del Estado. El candidato, referenciándose en CFK, dijo que “entre el sí o el no hay espacios y tienen que ver con la prevención y la educación, ahí apuntamos nosotros, son elecciones de vida”, dejando en claro su ligazón hasta los tuétanos con la Iglesia Católica y las evangelistas en Comodoro Rivadavia, con las cuales ha firmado recientes convenios que facilitan su instalación y desarrollo.

Finalmente, en el cierre la candidata denunció a las direcciones sindicales que llaman a “votar bien en octubre”, defendió la necesidad de un paro activo de 36 horas hacia la huelga general y llamó a “fortalecer una alternativa política independiente de los partidos patronales, por un gobierno de trabajadores”.

Compartir

Comentarios