fbnoscript
4 de junio de 2019

Elefante Blanco de Avellaneda: derrotemos a los especuladores

Tres subastas “fallidas”

La mega construcción conocida como “Elefante Blanco”, ubicada frente a la estación Darío y Maxi, paralizada a medio construir hace más de siete años, se volvió a presentar a remate el pasado martes 28 de mayo, con una base de U$S 15 millones, pero no obtuvo interesados. Media hora más tarde, una nueva oferta, pero esta vez de 10 millones de dólares, tuvo el mismo resultado. Con estas dos subastas suman tres intentos “fallidos”. Del primer llamado a la actualidad la base se redujo en un 50%, bajándose de este modo el costo a los futuros compradores, quienes juegan a no presentarse como medida especulativa. 

El fideicomiso Proyecto “Estrella del Sur” donde intervino e interviene el Grupo Provincia, impulsado por el Ejecutivo de Scioli y luego tomado por Vidal, fue uno de los tantos “compra en pozo”, paralizado en 2014, y a pedido de las empresas constructoras (con fuerte relación con el anterior y actual gobierno provincial en adjudicación de obras públicas) el grupo Provincia presentó su liquidación ante la supuesta cesación de pagos por parte de los aportistas. Excusa falsa. Los mil aportantes, que mes a mes abonaron sus cuotas, dentro de los cuales se pueden observar en su mayoría familias trabajadoras que soñaban con su departamento propio, y han pagado hasta ciento veinte mil dólares, hoy recuperarán mucho menos de la mitad. Un claro ejemplo de fraude.   

De la mano de Scioli, Vidal y el intendente Jorge Ferraresi los grandes pulpos inmobiliarios, especulando con el precio de los terrenos y el dólar, se colmaron de gigantes ganancias que fugaron del país. Hoy no les cierre el negocio y esperan que la justicia, otro socio patronal, les baje más y más el valor de subasta. A la par la crisis habitacional se incrementa de forma fenomenal. Basta tan solo observar cómo crecen Villa Inflamable, Corina, Azul, Tranquila, cómo cada vez hay más familias durmiendo en la calle, en vagones abandonados.

Convocamos a los vecinos y trabajadores de Avellaneda a organizarnos en asambleas barriales para movilizarnos y reclamar a la provincia y municipio que “Estrella del Sur” y las empresas constructoras abran de forma inmediata los libros. Que demuestren cómo fue utilizado cada uno de los pesos de los vecinos. 

Exijamos un plan de obras públicas y viviendas sociales. Donde su construcción sea dirigida por comisiones de vecinos y trabajadores de las barriadas.

A los gobiernos de los negociados, el tarifazo y ajuste opongámosle una alternativa obrera y socialista. Que la crisis la paguen los capistalistas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios