fbnoscript
16 de junio de 2019

Villa Inflamable: una historia de contaminación y especulación

Con la presencia de funcionarios de Nación, provincia y municipales, integrantes de Acumar entregaron 17 camiones recolectores de residuos sólidos para los ocho municipios del sur con orillas en la cuenca Matanza-Riachuelo, entre ellos Avellaneda. 

Mientras se produce esta nueva función del circo mediático, en los inicios formales de la campaña electoral, Villa inflamable, asentamiento ubicado en el partido de Avellaneda, sigue albergando a más de 1800 familias (100.000 personas) que respiran, pisan, comen y beben una veintena de sustancias contaminantes expulsadas de forma constantes por más de 40 empresas. Viven sin agua potable, ni cloacas, ni una red eléctrica segura. 

“Acá los vecinos desagotan sus baños en las lagunas, que son cloacas a cielo abierto, con todo lo que conlleva, relacionado a pestes. Llueven dos gotas e imagínense lo que es esto. Sumado a que están tapando humedales y lagunas para transformarlos en playones de carga, descarga y almacenamiento de contenedores”, explica Graciela Francisconi, dirigente del PO-FIT de Avellaneda.

Informes internacionales y la propia Corte Suprema de Justicia dela Nación dictaminaron a Inflamable como zona inhabitable. Pese a cumplirse más de una década, los Estados responsables no han presentado ningún plan de reubicación para los vecinos. 

La respuesta a los reclamos, por parte de los Ejecutivos nacional, provincial y municipal, es el acompañamiento a una nueva resolución de Acumar, instalando un mapa online para que los vecinos puedan “monitorear” las descargas de las contaminadoras. Una tomadura de pelo. “Las propias industrias deberán informar sobre los vuelcos y contingencias ambientales” (Prensa Acumar, 24/5). Es absurdo poner a las empresas a controlarse a sí mismas.

Mediante las llamadas “intervenciones” se apuntalan casillas, pintan paredones, o se bachea alguna que otra vereda, pero a la par se avanza en la entrega de tierras del distrito a los grandes pulpos privados para la explotación y especulación inmobiliaria. Del mismo modo, se reduce la carga impositiva para las empresas petroquímicas y de logística. Cambiemos y PJ gobiernan para las patronales.

“Los pibes de Inflamable nacen con plomo en sangre, con leucemias. No lo dice solo el Partido Obrero, lo demuestran informes médicos internacionales. A este panorama tétrico hay que sumarle salitas sanitarias con ausencia de elementos básicos para la atención. Esto no se soluciona con una lavadita de cara como lo quieren hacer Macri, Vidal y el intendente Jorge Ferraresi. Cuando decimos no al pago de la deuda, nos referimos a utilizar la plata donde realmente hace falta, como acá, y no en la timba financiera y especulativa”, expresa Graciela, mientras camina por las calles de tierra del barrio. 

Convocamos al pueblo trabajador de Avellaneda a organizarnos para reclamar por nuestros derechos. Arrancando por un plan de obras públicas e infraestructura, cloacas, viviendas populares, y la reubicación de todos habitantes de Villa Inflamable.

Derrotemos el régimen ajustador, contaminante y precarizador de Macri, Vidal, Ferraresi y el FMI.

Que la crisis la paguen los capitalistas.

Sumate a la campaña del FIT.

Compartir

Comentarios