fbnoscript
19 de junio de 2019

Los economistas de Fernández Alberto

Explican el “contrato social” de Fernández Cristina

Emmanuel Alvarez Agis fue viceministro de economía de Axel Kicillof, por lo que su ADN “Nac&Pop” no está en discusión. Ahora es “hombre de consulta” de Alberto Fernández y encargado de “acercarles las ideas del presidenciable a banqueros argentinos y fondos de inversión”. Desde luego no a los trabajadores.

Sus definiciones a El Cronista Comercial (18/6) son de interés de los trabajadores que empiezan a pensar su voto. Ante todo, plantea “congelar la (famosa) distribución del ingreso”, justamente el caballito de batalla nacional y popular. De inmediato le puso cifras a su “gradualismo”: 35% fijo para precios, salarios, gasto público y dólar 2020. Eso partiendo del supuesto de una inflación del 55% que “dejamos atrás”. O sea, eliminar las paritarias y convalidar los brutales aumentos de precios y la pérdida del poder adquisitivo de salarios y jubilaciones de estos años de paritarias a la baja.

Apuntemos que el término “gradualista” es usado en el mismo sentido que Macri: evitar que las medidas contra los trabajadores se hagan mediante un “shock”. Propone un “consenso con la oposición” y explica “si no hay qué repartir será difícil ponernos de acuerdo… tenemos que repartir las pérdidas”. O sea que a partir de la dramática situación actual, los trabajadores empezaríamos asumiendo pérdidas. El hombre para eso propone eliminar las paritarias, sin vueltas. La negociación colectiva quedará “para cuando Argentina empiece a crecer”.

Luego aborda la cuestión del FMI. Dice: “si estás en un acuerdo con el FMI y la economía en la cuerda floja, es obvio que el crecimiento pasa a un segundo lugar, lo primero es estabilizar financieramente la economía”. Parecen palabras de Dujovne o Lagarde, pero son de este kirchnerista albertista en el mismo reportaje de El Cronista.

La periodista insiste: “¿Hay que mantener el acuerdo con el FMI?”. “No sólo hay que seguir – contesta Agis muy determinado-, sino que hay que transformarlo en un acuerdo de largo plazo… Argentina no va a poder devolver u$s55000 millones en 2022 y 2023”.

“¿Y la deuda privada?”, continúa la periodista. “No sé qué va a hacer Macri, el mercado ante un gobierno de Alberto y Cristina tiene que estar tranquilo… le propondremos pagar 3 puntos del PBI los próximos 4 años… hay que volver al primer acuerdo con el Fondo que fue el más razonable”. Sin reparar en su fracaso, claro, como tampoco que ya vamos por el cuarto fracaso de los ajustes.

Luego pronostica que habrá corrida cambiaria y agravamiento de la fuga de capitales si gana su fórmula en las PASO, pero cree que la “razonabilidad” de los sindicatos ayudará y dispara definiciones explosivas: “el impuesto a las ganancias es aún bajo, los trabajadores tienen que seguir pagando ganancias”, en materia previsional “a los 65 años se puede seguir trabajando”.

Los economistas “comunistas” -según Pichetto- que rodean a Alberto Fernández son como se ve, enemigos de la clase obrera. Si le sumamos a Guillermo Nielsen, el operador del jugoso negociado del canje de deuda de Lavagna, se va formando el equipo del “contrato social” de los Fernández-Fernández. Buscan atar a los sindicatos a una renegociación con el FMI a costa de los trabajadores. El gran diferencial que tiene la fórmula F-F respecto de la de Macri-Pichetto ante el capital, al que le habla Agis, es que todos los sindicatos apoyarán este futuro gobierno. Dice que “Alberto reconcilió a los sindicatos con Cristina que son más razonables de lo que se dice”. Y a la fórmula la apoyan desde Daer, Moyano y  Yasky  hasta Godoy y De Gennaro. O sea que su diferencial es la presunta capacidad de atar a los sindicatos al FMI. Expliquemos esto a los trabajadores, hagamos una gran campaña fabril, sindical y juvenil explicando y explicando, llamando a votar al FIT Unidad, constituyendo comités de apoyo, denunciando el pacto social, para preparar las grandes luchas que tendremos que dar antes y después de diciembre.

Compartir

Comentarios