fbnoscript
27 de junio de 2019 | #1554

Con todo a la campaña en la Provincia de Buenos Aires

Con todo a la campaña en la Provincia de Buenos Aires

Nos trazamos el objetivo de llevar nuestro programa a centenares de miles de trabajadores. Foto: BCM Ojo Obrero Fotografía.

Presentadas las listas para las próximas elecciones comienza una nueva etapa, de fuerte lucha política. En particular, la provincia de Buenos Aires vuelve a estar en el centro de las disputas de los candidatos de las listas patronales. El mayor distrito de todo el país cuenta con las concentraciones obreras y populares más extendidas y concentra las consecuencias más perniciosas del ajuste en curso. Los despidos masivos y cierres de fábricas, la pobreza cada vez más extendida, el derrumbe estructural de la educación y la salud pública son la consecuencia del ajuste y el ataque incesante contra los trabajadores. Allí, la batalla del Partido Obrero y el Frente de Izquierda-Unidad, cobra un valor estratégico en la conquista de miles de adhesiones al programa de independencia política y de clase que desenvolveremos en toda la campaña.

Vidal -quien se presenta con intenciones de reelegirse gobernadora- ha sido la principal responsable de llevar a la provincia a la actual situación. Los intentos de aumentar las arcas de la provincia mediante el “fondo de resarcimiento del Conurbano” chocaron con la crisis capitalista y el acuerdo con el Fondo Monetario. Vidal se hizo cargo de su propio ajuste en el pasaje de los subsidios a las privatizadas de los servicios de las arcas nacionales a la provincia. La provincia afronta una deuda pública que supera al medio billón de pesos -12 mil millones de dólares- nominada en un 78% en moneda extranjera. El mega-endeudamiento fue utilizado para pagar los viejos vencimientos donde se fueron capitalizando los intereses y se agrandó una bola de nieve. La ruptura con el FMI y el repudio al pago de la deuda son una clave en la explicación de nuestro programa. En este mismo sentido, nuestra campaña tendrá un punto central en los municipios, donde la reducción de los déficits municipales se logró a fuerza de un pacto fiscal en el cual se llevaron adelante ajustes y despidos de trabajadores reforzando la dependencia de los municipios en términos presupuestarios al estado provincial. Mientras tanto, Vidal agrava el ajuste a la educación, y a las cuentas municipales, anunciando que, de aquí en más, los arreglos de las escuelas corren por cuenta de los distritos. 

La provincia de Buenos Aires ha sido el prototipo de co-gobierno con el PJ en todas sus variantes. La fórmula Macri-Pichetto sigue los pasos del gobierno de unidad solapada que llevaron adelante en la provincia durante los últimos cuatro años. Quien más llevó a fondo el co-gobierno en la provincia fue el Frente Renovador (incluso presidiendo la legislatura bonaerense) votando todos los proyectos de Vidal. El pasaje del massismo a las listas de Fernández-Fernández es una muestra palmaria de la coincidencia en los intereses sociales que representan los Macri-Pichetto-Vidal y los Fernández-Kicillof-Magario. El PJ bonaerense de Insaurralde, Menéndez y Gray le ha peleado a Massa el premio al más colaboracionista de Vidal, aportando sus votos para los presupuestos de ajuste y endeudamiento, e incluso para el robo a la caja de jubilaciones de los empleados del Banco Provincia. Tras la fórmula presidencial kirchnerista se encuentra el deteriorado aparato del PJ bonaerense que cerró filas con la candidatura a la gobernación del ex ministro de economía Kicillof, quien juega de mascarón de proa para intentar recomponer al peronismo bonaerense luego de haber sido barridos de decenas de importantes intendencias en las elecciones de 2015, donde muchos “barones del conurbano” tuvieron que entregar sus sillones de mando. El PJ bonaerense picó en punta visitando las oficinas de Wall Street, dando garantías de pago. 

Nuestra campaña

Nos trazamos el objetivo de llevar nuestro programa a centenares de miles de trabajadores, mujeres y jóvenes de toda la provincia y abrir una enorme deliberación política. Las listas del FIT-Unidad cuentan con militantes y dirigentes reconocidos de los trabajadores y los principales sectores en lucha. Junto a Nicolás del Caño, nuestra compañera Romina Del Plá integra la fórmula presidencial. Romina se ha destacado por ser una de las principales voceras de la lucha por el aborto seguro, legal y gratuito, junto con su destaco papel de secretaria general del combativo Suteba La Matanza. Christian Castillo, del PTS, será nuestro candidato a gobernador. Nuestro compañero Néstor Pitrola encabeza la lista de diputados nacionales junto con Nora Biaggio, José Meniño (secretario ejecutivo del Sutna San Fernando) y Guillermo Kane, actual diputado provincial del Frente de Izquierda, donde pelearemos nuevas bancadas en defensa de los intereses de los trabajadores. Pelearemos sumar un escaño en la legislatura provincial con importantes dirigentes del movimiento obrero como Daniel Rapanelli, secretario general del Suteba Ensenada en la octava sección (La Plata); en la tercera sección va Miguel Bravetti, de la interna de Interpack y la Naranja Gráfica y uno de los organizadores centrales de la Coordinadora Sindical Clasista y el Plenario Sindical Combativo.  También destacados compañeros encabezan las más de setenta listas municipales, como Néstor Conte a intendente de Bahia Blanca y Alejandro Martínez a intendente de Mar del Plata. El enorme desarrollo del Polo Obrero en la provincia jugará un enorme papel en la campaña en cada barrio, peleando por terminar con los punteros del PJ y defender la independencia política de los luchadores de los barrios. Vamos con todo a la campaña denunciando la falsa polarización montada para imponer un “pacto nacional” a costa del ajuste generalizado, el congelamiento salarial y la destrucción de los convenios colectivos de trabajo. Llamamos a que los capitalistas paguen esta crisis que ellos generaron y no los trabajadores. Por esto levantamos la consigna “Al ajuste y al FMI le hacemos frente con la unidad de la izquierda y los trabajadores”, llamando a votar masivamente al FIT-Unidad para fortalecer un polo político antagónico a los intereses capitalistas y al mismo tiempo un llamado a reagrupar fuerzas por una salida desde el punto de vista de los trabajadores y sus necesidades.

Compartir

Comentarios