fbnoscript
4 de julio de 2019

Encuentro en San Martín: lloran por el hambre, perpetúan la miseria

El viernes 14 de Junio el Movimiento Evita convocó a empresarios, iglesias y organizaciones sociales a un encuentro autodenominado "San Martín sin hambre". Impulsarán que haya un registro de comedores comunitarios y un fondo solidario contra el hambre.

La iniciativa incluye generar un espacio de articulación entre distintos sectores de la sociedad a través de la donación de alimentos, utensillos, materiales de construcción y útiles escolares. El encuentro contó con la presencia del Intendente Gabriel Katopodis; el diputado nacional Leonardo Grosso; el rector de la UNSAM, Carlos Greco; el obispo Miguel Ángel D'annibale, el Padre Pepe Di Paola y el presidente de las cámaras empresariales de San Martín, Jorge Benedetti. Evidentemente han organizado un encuentro para hacer discursos de preocupación sobre la situación social mientras lanzan una iniciativa que carece de cualquier alcance transformador, no resuelve en nada los problemas de fondo e implica un gasto absolutamente mínimo para las instituciones estatales y la iglesia que se reunieron allí.

San Martín es un distrito que cuenta con más de 140 merenderos y comedores, entre la red municipal y las organizaciones sociales, a las que asisten alrededor de 10 mil personas, en su mayoría niños y niñas. Una realidad que se enmarca en la profunda crisis habitacional, educativa y de salubridad; a la que se suma el incremento de los despidos y suspensiones, la inflación, los tarifazos, y por lo tanto una mayor carestía para los habitantes del distrito.

Salarios de hambre, despidos, comedores y religión

La iniciativa de "San Martín sin hambre" cuenta con los sectores sociales cómplices del ajuste que sufren las familias trabajadoras. El intendente Katopodis mantiene precarizados a los trabajadores municipales con contratos basura y salarios que no alcanzan ni siquiera el 40% de la canasta básica. A todas luces el brazo ejecutor de la fuerza política que ha garantizado la gobernabilidad de Vidal, votando las leyes del ajuste en la legislatura bonaerense y aplicándolas en el distrito.

La presencia de las cámaras empresariales y sindicatos es un anticipo de lo que sería un "pacto social", esta vez a nivel local. Las empresas que promueven la Reforma Laboral, las modificaciones en los convenios colectivos, el aumento de la edad jubilatoria, junto a los sindicatos que han pactado con el gobierno nacional para hacer pasar el ajuste y depreciación del salario, impulsan un fondo solidario contra el hambre. Una total impostura.

Párrafo aparte merece la presencia de los representantes de las Iglesias, institución bastión contra los derechos de la mujer trabajadora. La Iglesia se ha ofrecido al gobierno como un sostén del ajuste derivado del pacto con el FMI, a cambio justamente de mantener en la clandestinidad el aborto. Vale recordar la frase del arzobispo Mario Poli, afirmando que “las penurias populares deben transitarse con una buena dosis de religión”.

La dirigente del Movimiento Evita, Carolina Pedelacq, afirmó "Más allá de que saquemos a este gobierno, la situación va a persistir y tenemos que resolverla entre todos y todas, articulando Estado, organizaciones, iglesia y sectores empresarios comprometidos con la sociedad". Las palabras de la dirigente del Evita son la radiografía de la situación de quiebra del país, reconociendo que los Macri-Pichetto y los Fernandez-Fernandez, van a honrar el pago de la deuda usuraria con el FMI, que sólo agravaría la situación de miseria social que sufre cada día más la clase trabajadora.
Estas iniciativas articuladas por diferentes sectores patronales buscan ser un bloqueo de contención al malestar popular y el estallido social de las masas.

Por una salida de los trabajadores

El Polo Obrero de Villa Zagala y de Barrio UTA viene de presentar un pliego de reclamos en la secretaria de desarrollo social municipal. El petitorio se centra en la necesidad de alimentos e insumos para los comedores, obras hídricas y luminaria para los barrios. Al no tener respuesta por parte del municipio, volvieron a movilizarse en defensa de sus reivindicaciones como parte del Plan de Lucha votado en asambleas. Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad, llamamos a la acción de los trabajadores y desocupados del distrito a intervenir en la situación de cada barrio, escuela y lugar de trabajo de manera independiente de los partidos patronales. Solo la lucha común de todos los trabajadores por liquidar el plan de hambre y miseria del FMI y las variantes patronales pondrá fin al ajuste y abrirá el camino hacia una alternativa de los trabajadores.

Compartir

Comentarios