fbnoscript
10 de julio de 2019

Exaltación de la Cruz: los vecinos se organizan por el derecho a la vivienda

El gobierno municipal y provincial reprime a familias en una toma de tierras
Por José “Pepe” Moreira
Tribuna Docente de Exaltación de la Cruz

La crisis habitacional, en el marco del acelerado deterioro de las condiciones de vida que se refleja en el aumento de la pobreza y la desocupación, ha empujado a un grupo de familias obreras del Barrio Esperanza, del distrito Exaltación de la Cruz, a la toma de un pequeño terreno baldío ubicado dentro del mismo barrio.

Desde el 18 de mayo, las familias decidieron organizarse para reclamar por el derecho elemental a una vivienda digna dentro del mismo barrio donde siempre vivieron, la mayoría hacinados en casas de parientes o pagando alquileres imposibles de sostener.

La respuesta inmediata del intendente peronista, Adrián Sánchez, fue enviar a un grupo de policías al mando de subcomisario Mauricio Ginochio, quien rodeó el predio con más de 10 patrulleros y efectivos con armas largas para hostigar a las familias para que abandonen el lugar. Luego montaron un operativo con agentes del grupo GAD (fuerzas especiales), enviado por el  ministro de Seguridad Cristian Ritondo para “auxiliar” a las fuerzas locales.  Como si se tratara de peligrosos narcotraficantes, estas familias desarmadas vienen sufriendo cotidianamente el despliegue de las fuerzas represivas.

El 18 de junio fueron agredidos por una patota comandada por Ginochio, que sin orden judicial y en una camioneta particular irrumpió en el predio atropellando a quienes estaban allí. El objetivo era evitar que las familias montaran sus casillas. Golpearon a mujeres y niños. Luego, como sucede siempre, las denuncias de los vecinos no fueron recibidas en la comisaría de la mujer. Finalmente, lograron radicarla en la fiscalía de Campana.

El cerco de hostigamiento se completa con la acción de Desarrollo Social, que exige a las familias la regularización de los papeles que acrediten la escolarización de los niños, bajo amenaza de quitarles la tenencia. Han puesto todos los recursos del Estado para quebrar este reclamo.

Las veces que los vecinos movilizaron a la Municipalidad para reclamar por un techo digno y que cesen estos ataques, les contestaron únicamente instándolos a inscribirse en el sistema municipal para aspirantes a planes de vivienda, lo que constituye una provocación hacia estos trabajadores que no cuentan con empleos registrados y con ingresos que los ubican por debajo de la línea de pobreza.

Desde el Partido Obrero acompañamos esta lucha y exigimos el cese de la represión a estas familias obreras. Llevamos la solidaridad de Tribuna Docente de Exaltación de la Cruz y pusimos a disposición nuestras bancas legislativas, a partir de lo cual una delegación de la toma se reunió con Romina Del Plá, diputada nacional y precandidata a vicepresidente del Frente de Izquierda - Unidad.

Es importante que los trabajadores tomen nota del rol jugado por el peronismo. Quienes hoy se presentan como una salida al derrumbe del macrismo, gobiernan el distrito de la mano de Sánchez, reprimiendo los reclamos populares mientras benefician la especulación inmobiliaria de barrios privados y la utilización de la tierra en favor de los pules de siembra. Gobernando para esos intereses, no pueden ofrecer ninguna salida a las necesidades más elementales de la población. Por el contrario, lo que necesitamos es un plan de obras públicas bajo control de los trabajadores, que atienda la falta de viviendas populares y que genere puestos de trabajo para los desocupados.

Llamamos al conjunto de la población a apoyar este reclamo y acompañar la movilización que se concentrará en las puertas del municipio el jueves 11 de julio.

Compartir

Comentarios