fbnoscript
24 de julio de 2019

Manzur invita: tour de charlas de un médico “celeste” en Tucumán

Jorge Alberto Maciel había filtrado la identidad de la niña obligada a parir en la provincia. Ahora, hablará del aborto en hospitales, facultades y escuelas
Manzur invita: tour de charlas de un médico “celeste” en Tucumán

Jorge Maciel con los antiderechos frente al hospital de Cipolletti (Río Negro)

Tucumán es otra vez el escenario de la acción mancomunada de los sectores antiderechos con el Estado.

Uno de los responsables del calvario de Lucía (la niña de 11 años violada por la pareja de su abuela y obligada a parir), el médico Jorge Alberto Maciel, “brindará una serie de charlas sobre los ‘aspectos médicos legales del aborto’ (…) en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán, en el centro de salud municipal Ramón Carrillo de Yerba Buena, en el hospital público Ángel Padilla y en dos colegios privados” (Página12, 24/7)

El ginecólogo Maciel violó el secreto profesional y difundió su historia clínica, colaborando así con el asedio de los “pañuelos celestes” contra la joven, mientras los funcionarios hospitalarios y estatales no se privaban de torturas para impedir su acceso a la interrupción legal del embarazo. Para lograr este objetivo, se dilató el proceso dando información falsa a ella y su familia y colocándole inyecciones para la maduración fetal presentadas como vitaminas, entre otra serie de torturas, mientras el gobierno de Juan Manzur enviaba todos los días al secretario ejecutivo del Siprosa, Gustavo Vigliocco, a visitarla con el objetivo de que abandonase su determinación. Lo propio hacía la Iglesia, a quien la dirección del hospital le abría la puerta para que mande un cura a convencerla. El ataque de los antiderechos incluyó una denuncia contra los profesionales que llevaron adelante la cesárea finalmente aplicada a Lucía. 

Las charlas de Maciel son organizadas por las organizaciones antiabortistas Médicos Tucumán por la Vida y Estudiantes de Ciencias de la Salud por la Vida. La utilización de dependencias públicas con estos fines pone de manifiesto el amparo a este “tour celeste” por parte del Estado provincial, histórico socio de la curia y responsable de uno de las mayores tasas de embarazo adolescente en el país.

Mientras organizaciones ligadas al kirchnerismo sostienen que “sin Ministerio de Salud no hay aborto legal”, Manzur, ministro del área durante el gobierno de CFK y operador para la campaña de los Fernández-Fernández, multiplica la asonada oscurantista contra los derechos de las mujeres. En la mentada “unidad” de los pañuelos verdes y los celestes, la batuta la llevan estos últimos.

Está a la orden del día profundizar la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, de manera independiente de todas las variantes patronales que se comprometen a aplicar el ajuste del FMI y son enemigas de los derechos de las mujeres.

En esta nota:

Compartir

Comentarios