fbnoscript
15 de agosto de 2013 | #1281

"Mi amiga Gaby"

Cuando Carrió deja en bolas a Pino Solanas

Si muchos sospechan que el Unen es un rejunte, Carrió dio la señal que faltaba para confirmarlo por completo. En una entrevista con Clarín (13/8) declaró: "Que los tres senadores sean de la oposición; si dos son del Unen y la otra es Gabriela, mejor, y si dos son del PRO y uno del Unen, también está bien". No fue la única declaración de Carrió enese sentido. Antes se había dirigido en varias oportunidades a la candidata del PRO como "mi amiga Gaby", mientras que a Pino Solanas, su candidato a senador, lo despachó con un "sos muy PJ vos, te gusta el acuerdo".

¿Para dónde patea Carrió? Su posición es clara como el agua. Mientras Pino Solanas dice que quiere ganarle al macrismo -o sea, ganarle él a la lista del PRO, Carrió, que va en su lista como diputada, dice que le da más o menos lo mismo que gane o pierda su compañero de lista. El que avisa no traiciona, dice el refrán. Entre tantas idas y venidas no se puede pasar por alto lo esencial: que Carrió nos hace saber que no tiene ninguna diferencia de principios con Macri y el PRO.

Pino Solanas se mantiene en silencio ante las infidelidades de su compañera de lista. El discurso nacionalista ha sido archivado para siempre y de su boca sólo salen lugares comunes sobre la corrupción. Pino Solanas piensa ir él también a la derecha, porque cree que es la única forma de captar los votos que recibieron las listas del Unen encabezadas por Prat Gay y Terragno.

Volviendo a Carrió, una cuestión más. En el debate organizado por TN entre los candidatos de Unen, acusó a Lousteau de haberle firmado los balances del Belgrano Cargas a Jaime (y a la esposa de Pedraza, agregamos nosotros), cuando era ministro K. Ahora, Carrió lo tendrá a Lousteau como segundo en su lista. De esto surge un hecho evidente: si votás a Carrió, metés como diputado a un cómplice de Jaime. ¿Qué tal? Carrió parece no molestarse por ese dato que alcanza y sobra paraf desmoronar de una sola vez su pretensión de ser el emblema de la lucha contra la corrupción.

Compartir

No cars.

Comentarios