fbnoscript
9 de septiembre de 2019

28 de septiembre, encuentro regional noroeste de mujeres y disidencias en José C. Paz

El próximo 28 de septiembre se realizará el 22° Encuentro regional del noroeste de mujeres y disidencias en la la Universad Nacional de José C. Paz, en el Gran Buenos Aires. El encuentro contará con más de 20 charlas temáticas, entre ellas una sobre aborto legal donde participará Romina Del Plá, la cuarta firmante del proyecto por el derecho al aborto leal seguro y gratuito, y actual candidata a vicepresidenta del Frente de Izquierda Unidad. Pasado el mediodía se pondrán en funcionamiento más de 40 talleres temáticos, finalizando la jornada con una movilización y lectura de documento.

El regional, a pocas semanas del encuentro nacional en La Plata, será una jornada de lucha y preparación para el Encuentro que reúne a mujeres de todo el país. En el día Internacional por el derecho al aborto en Latinoamérica y el Caribe, las mujeres de la zona noroeste tendremos la oportunidad de discutir cómo sacamos a las calles de vuelta el poderoso movimiento de lucha contra el ajuste y por el aborto legal.

La  localidad que es sede este año es una de las más pobres del conurbano bonaerense, donde la pobreza más extrema golpea a la mujer trabajadora, y donde miles son las  desocupadas  y precarizadas que sobreviven a costa de planes sociales de hambre. El movimiento  piquetero que lucha, las organizaciones barriales, los comedores y merenderos son el lugar de organización de cientos de mujeres que salen a pelear contra el hambre de sus familias.

La imposibilidad material de salir de la situación de violencia es la realidad de las mujeres de los barrios. Las víctimas no tienen un hogar donde ir, ni cómo sostener económicamente a sus  familias. El único refugio de mujeres del distrito no es un lugar de seguridad para las víctimas, dado que los violentos pueden entrar a su voluntad como ya ha ocurrido en el pasado.

Que el Estado es el responsable de la violencia que las mujeres viven se hace evidente en cada barrio. Ante los numerosos casos de violencia intrafamiliar, abusos, violaciones y femicidios las víctimas, como  por ejemplo Milagros y Paola, han recurrido decenas de veces a hacer la denuncia sin recibir ninguna respuesta.

En el resto de la región noroeste la situación no es mucho mejor para el movimiento de mujeres y disidencias. Los casos de femicidio  como  el de Luna Ortiz exponen  la complicidad judicial, policial y de todos los resortes del Estado para promover los mecanismos de sometimiento de las mujeres.

Por su parte, las iglesias avanzan sobre todos los puntos cardinales de la región, desde el intendente Leonardo Nardini de Malvinas Argentinas reuniendo a los 400 pastores por la fundación del movimiento peronista pastoral, o la inauguración en el municipio de Escobar del primer monumento a la Biblia, hasta la represión al movimiento de mujeres en San Miguel. El avance de las iglesias en los municipios, es la alianza de los ajustadores con la institución más retrógrada, que tiene como primer propósito la enseñanza del sometimiento y la obediencia de las mujeres para que no salgamos a las calles a pelear contra todas las formas de violencias que sufrimos.

Hora de definiciones

La Comisión Organizadora del encuentro, donde el Plenario de Trabajadoras (PDT) viene participando, viene trabajando en garantizar el evento y su difusión. A tres semanas del Encuentro nos queda definir el recorrido de la movilización y el documento que se leerá finalizada la marcha. Desde el PDT entendemos que es de primer orden la denuncia al Estado y el conjunto del régimen fondomonetarista de Macri, los gobernadores e intendentes, que buscan profundizar la carestía del pueblo en general y de las mujeres trabajadoras en particular. La exigencia de la separación de las iglesias y el Estado es fundamental, para avanzar por el aborto legal, la educación científica y laica, y terminar con todas las formas de dominación y violencia a las mujeres. En ese mismo sentido entendemos que la movilización debe pasar por los lugares de responsabilidad política de la violencia a las mujeres, el municipio y la iglesia.

Vamos a un gran encuentro regional de lucha, que se plante contra el ajuste, por el aborto legal, la separación de la iglesia y el Estado, por el trabajo genuino, contra todas las formas de violencias hacia las mujeres y disidencias.

Compartir

Comentarios