fbnoscript
12 de septiembre de 2019 | #1564

La muerte de Cinthia Choque y la precarización de los agentes de tránsito de la Ciudad

Rodríguez Larreta es responsable

La muerte de Cinthia Choque conmueve.

El pedido de justicia de sus compañeros, que se movilizaron al Obelisco, va más allá de que pague el conductor que la atropelló y abandonó el lugar, ya que expuso la enorme falta de protección y la precariedad laboral de los agentes de tránsito de la Ciudad deBuenos Aires. Justicia por Cinthia es terminar con esta situación.

Cinthia trabajaba hace seis años como monotributista, un fraude laboral ampliamente extendido en el gobierno de la Ciudad (desmintiendo las “explicaciones” dadas por el secretario de Transporte, que justificó la precariedad laboral en que “hay contrataciones permanentemente”). Ganaba 25 mil pesos, cuando la canasta de pobreza de la Ciudad está calculada en 33 mil. No tenía ART, aguinaldo ni vacaciones, ni cobraba la asignación por sus dos hijas.

Las responsabilidades políticas de esta situación son claras. El gobierno comandado por Horacio Rodríguez Larreta tiene miles de trabajadores bajo esta modalidad de precarización. Lo hace con la venia de la burocracia sindical de la gremial municipal Sutecba, de Amadeo Genta, con la que ha armado un régimen de superexplotación que se sostiene sobre el temor a los despidos y a las patotas. Recientemente, otra muerte ha expuesto esta realidad: Sergio Zacaríaz murió de frío en la calle y expuso las condiciones de enorme precariedad con la que realizan sus tareas los trabajadores del BAP, dependencia encargada de asistir a las personas en situación de calle.

Así como Larreta precariza a sus empleados, avala la precarización laboral en el sector privado: ha salido sistemáticamente en defensa de las plataformas de delivery que buscan eliminar toda forma de derecho laboral y protección del trabajador, lo que también ha provocado la muerte de repartidores.

Pero la precariedad laboral no es una realidad privativa de la Ciudad ni del macrismo. Bajo los gobiernos kirchneristas, hicieron furor los contratos por monotributo o a través de universidades que configuraban una caja negra de enorme de recursos. Luego, esto fue aprovechado por Macri para despedir decenas de trabajadores precarizados de los ministerios nacionales. Siempre con la burocracia sindical como cómplice, esta vez la de UPCN.

Las patronales y sus gobiernos buscan explotar aún más al trabajador para descargar la crisis sobre su espalda. Es por eso que tanto Macri como Alberto Fernández han anunciado que avanzarán sobre los convenios colectivos para flexibilizarlos. Fernandez ya anticipó que lo hará con el aval de la burocracia sindical, gremio por gremio, colocando como modelo Vaca Muerta -donde se produjeron ocho muertes desde que se flexibilizó.

Desde el Frente de Izquierda hemos dado duras peleas contra la precarización laboral y promovemos la organización y la lucha contra las patronales. En la Legislatura de la Ciudad, Gabriel Solano ha presentado una citación al ministro de Transporte para que dé respuesta a esta grave situación. Y volveremos a insistir con nuestro proyecto de pase a planta permanente de todo el personal precarizado de la Ciudad. Nos ponemos a disposición de todas las iniciativas de lucha por justicia para Cinthia, por la recuperación de Santiago (el agente que fue embestido junto a Cinthia y está internado en el Hospital Fernández) y por el pase a planta permanente con todos los derechos para los trabajadores del GCBA.

Compartir

Comentarios