fbnoscript
29 de agosto de 2013 | #1283

Contra la provocación de Metrovías y Macri: defendamos a los trabajadores

Reclamamos un debate público sobre la situación del Subte
Por Frente de Izquierda y de los Trabajadores
Partido Obrero - Partido de los Trabajadores Socialistas - Izquierda Socialista

El gobierno de Macri ha lanzado un ataque contra los trabajadores del Subte, para tapar su propia responsabilidad y la de la empresa Metrovías en la crisis en la que se encuentra este servicio. En la Línea B, el gobierno de la Ciudad inauguró dos nuevas estaciones, sin reunir las condiciones de seguridad necesarias ni disponer de nuevo personal y material rodante para satisfacer un recorrido más extenso y el incremento de la cantidad de pasajeros, calculado por el propio gobierno de la Ciudad en más de 50.000 nuevos usuarios por día. En los días posteriores a la inauguración, ocurrieron descarrilamientos en la Línea B, así como incendios en la Línea D y en la C, los cuales obligaron a suspender el servicio en estas líneas y realizar evacuaciones de emergencia. Asimismo hubo fallas en el sistema de señales que impidieron prestar un servicio normal, como la misma empresa reconoció.

En estas condiciones, es claro que el paro de 24 horas que están realizando los trabajadores de la Línea B fue provocado por la empresa Metrovías y el gobierno de la Ciudad. Macri se vale del ataque a los compañeros metrodelegados para articular una campaña de derecha mediante una polarización política contra los trabajadores, esto en acuerdo con la burocracia de la UTA. La irresponsabilidad de Metrovías y del gobierno de Macri es manifiesta. No sólo pone en riesgo la seguridad de pasajeros y trabajadores, sino que busca enfrentarlos con los usuarios, quienes viajan cada vez en peores condiciones. No es casual que Macri ataque a los trabajadores, ya que son ellos los que han venido haciendo -desde hace años- las denuncias más fundadas sobre la situación del subterráneo y son los que sostienen el servicio pese a la desinversión de los últimos 20 años.

El servicio del subterráneo es un centro neurálgico de la Ciudad de Buenos Aires y no puede seguir siendo un negocio privado al servicio de las ganancias empresariales, mucho menos desconociendo las serias denuncias que realizan los propios trabajadores, que son quienes más conocen sus falencias. Estas denuncias deben ser expuestas en toda su amplitud y deben ser de conocimiento de toda la población. Por ello, proponemos que la Legislatura convoque a una interpelación al Ejecutivo de la Ciudad, con la presencia de los jefes de bloques y los partidos que se presentan a las elecciones, donde sean convocados centralmente los trabajadores, sus delegados y su sindicato legítimo, la AGTSyP, para que expongan ante los Legisladores y el conjunto de la opinión pública sus denuncias.

El Frente de Izquierda se compromete a hacer una campaña en defensa de los trabajadores del Subte y sus legítimos delegados. Llamamos a toda la población de la Ciudad a rechazar la campaña reaccionaria del gobierno de Macri, y a la unidad de trabajadores y usuarios contra sus provocaciones.

28 de agosto de 2013

Compartir

Comentarios