fbnoscript
20 de septiembre de 2019

Río Negro: la crisis habitacional y la responsabilidad de los gobiernos

Por Gabriel Musa
Concejal del Partido Obrero de General Godoy y candidato a Senador Nacional

La entrega de una lista de beneficiarios de un plan de viviendas del IPPV (Instituto Provincial y Promoción de la Vivienda) por parte del Poder Ejecutivo de la localidad de General Enrique Godoy, en manos del patrón de estancia Luis Ivancich, del Partido Justicialista, terminó por colocar en la agenda pública la verdadera situación habitacional que atraviesa el pueblo trabajador y los sectores populares de la localidad y de la provincia de Río Negro. El listado, compuesto por 150 postulantes y cargado de irregularidades, fue refutado por un grupo de 50 familias que pese a cumplir con los requisitos exigidos por el ente provincial y contando con muchos años de antigüedad anotados fueron dejados de lado.

Estas familias criticaron los mecanismos utilizados por Ivancich y su secreterario de Gobierno, que se hizo cargo finalmente de la responsabilidad del armado de la lista, cuando antes apuntaba contra el propio IPPV y hasta su Secretaría de Desarrollo Social. Existe detrás de este plan de viviendas un convenio firmado por el Ejecutivo municipal y por el IPPV que no se conoce públicamente y que nuestro bloque ha solicitado.

Una trama de corrupción

Las irregularidades en los planes habitacionales tienen otros antecedentes. Por un lado la venta de cientos de terrenos a vecinos de parte de la empresa House Vial y varios municipios provinciales (año 2008, 2009 y 2010), entre ellos el de General Godoy, donde los vecinos pagaron los terrenos en la municipalidad con la promesa de que las casas se les entregarían pero fueron estafados.

Por otro lado, el plan Federal de Viviendas Techo Digno terminó con un escándalo nacional, debido a que los municipios recibían millones de parte del gobierno de Cristina Kirchner por casas que nunca se terminaron, girando fondos millonarios a las privatizadas encargadas de las obras.

Desde nuestra banca los pedidos de informes han sido elevados una y otra vez sin lograr una respuesta de parte de Ivancich que nos permita conocer cuántos fueron los estafados por House Vial y los municipios, ni cuántos millones recibió en este caso el municipio de la localidad por el plan de viviendas Techo Digno.

Los casos de corrupción que han atravesado los planes de viviendas en la provincia durante los últimos años no han sido denunciados por los partidos gobernantes, más bien los han ocultado puesto que cargan con su propia culpabilidad en este tipo de maniobras y esto vale tanto para Juntos Somos Río Negro, el partido que gobierna la provincia, como para el peronismo y el radicalismo, que gobiernan en varios municipios investigados.

Nuestro planteo

El presupuesto de vivienda es insuficiente para la enorme demanda habitacional que tiene la provincia. Por eso mismo, vemos proliferar las tomas a lo largo y ancho de Río Negro, como en el caso de Cipolletti, Fiske Menuco (General Roca), Bariloche  o en Viedma, capital de la provincia, donde decenas de familias han sido criminalizadas.

El Partido Obrero ha denunciado sistemáticamente estas políticas habitacionales en pos de las empresas privatizadas amigas del poder, que sobrefacturan y desvían fondos, en complicidad con los gobernantes, y ha colocado en la agenda una salida de conjunto  a esta problemática, para lo que presentará un proyecto de ley en el caso de la localidad de General Godoy. Los planes de viviendas en la provincia y las localidades deben ser controlados por los y las trabajadoras, para garantizar la ejecución de las obras y la transparencia en el proceso de entrega de estas viviendas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios