fbnoscript
21 de septiembre de 2019

La lucha contra la precarización laboral y por la separación de la Iglesia y el Estado en Tucumán

Vanina Biasi visitó la UNT y se reunió con la Comisión de Mujeres del Ingenio Santa Bárbara
Por Pachu

El día jueves 19, se realizaron en Tucumán dos actividades con la participación de Vanina Biasi, dirigente nacional del Plenario de Trabajadoras y candidata a diputada nacional por el FIT Unidad por CABA, quien visitó la provincia y realizó también una ronda de medios con importante repercusión.

Hacia el mediodía, en Santa Bárbara (pueblo que rodea el ingenio del mismo nombre) tuvo lugar una gran charla y almuerzo, con la Comisión de Mujeres del Ingenio. Participaron unas 20 compañeras, organizadoras de esta comisión, que fueron las que llevaron adelante el aguerrido plan de lucha en contra del cierre, por la garantía de la zafra y todos los derechos vulnerados de los trabajadores zafreros, que consistió en cortes de la ruta 38, movilizaciones, ollas populares y un sinfín de medidas. Son ya varios meses de inmovilización de la fábrica que a su vez se suma a la situación del Ingenio San Juan, lo que acrecienta la crisis azucarera que vive la provincia. 

A la tarde, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, hubo una charla debate con la participación de decenas de compañeras de los barrios, estudiantes y trabajadoras. La exposición de Vanina se centró en la situación política nacional, haciendo énfasis en la precarización de los y las trabajadores, de la que todas las participantes dieron crudos testimonios: en Tucumán, una empleada doméstica cobra en promedio $350 por 12hs de trabajo, las que se dedican a la cosecha de distintos cultivos de la zona (arándano, limón) también reciben una paga similar por estar desde las 4 de la mañana hasta el anochecer. El ingenio Santa Bárbara está paralizado y estas son las fuentes de ingresos de familias enteras que han perdido un ingreso de alrededor de 40 mil pesos.

Otro eje fundamental de la exposición fue la lucha por la separación Iglesia-Estado y el rol que cumplen las Iglesias en estos contextos de ajuste, miseria y hambre. El ejemplo más claro lo expusieron las compañeras del ingenio: en Santa Bárbara la iglesia está a cargo de un cura al que le paga su ingreso mensual la patronal del Ingenio, síntesis del factor de contención social que significa una parroquia inserta en medio de un pueblo obrero arrasado por la falta de trabajo tras la inactividad de la empresa.

Criticó fuertemente el pacto social anunciado por Alberto Fernández en alianza con las burocracias sindicales y con la complicidad del gobernador Juan Manzur, quien se convirtió en el referente pejotista de los gobernadores englobados en el Frente para Todos y que además se encuentra en estos momentos en Estados Unidos negociando con los grandes capitalistas la agenda de su candidato a presidente ¿Qué confianza podemos depositar en Roberto Palina, Secretario General de la Fotia (sindicato azucarero), que además es Secretario de Trabajo de Manzur y tiene acciones en los mismos ingenios azucareros, posicionándose como patrón, Estado y supuesto defensor de los derechos de los trabajadores? ¿Qué confianza podemos tener las tucumanas en Manzur, torturador de niñas violadas, defensor de la precarización, que no movió un dedo por las cientos de familias que quedaron en la calle sin la zafra?

La Comisión de Mujeres del Ingenio Santa Bárbara marca el camino: organización, plan de lucha, contra el hambre, la precarización, la miseria, por el aborto legal y todas nuestras reivindicaciones. Este 12, 13 y 14, llegaremos a La Plata al Encuentro de Mujeres y Disidencias con una gran delegación tucumana, encabezada por las luchadoras de los ingenios, levantando estas banderas.

En la charla -de la que participaron más de 60 personas- Vanina desarrolló estos conceptos frente a un auditorio que dio aún más ejemplos de la miseria extrema en la que viven las mujeres en la provincia y los innumerables factores de violencia que viven.

El tema del aborto legal fue un tema central también, explicado desde la óptica de denunciar que el régimen capitalista es el más abortista, que condena a las mujeres a no dar continuidad a gestaciones por la violencia doméstica y por la presión patronal de dejarlas sin trabajo si tienen hijos. La lucha por el aborto legal es una pelea contra las iglesias y por una maternidad plena, y en este contexto colocamos la importancia de concurrir con una importante delegación al próximo Encuentro de Mujeres y disidencias.

Las charlas representaron grandes puntos de reagrupamiento para nuestro Partido que está creciendo a la luz de una intervención sistemática en la lucha de clases y en el acompañamiento de los principales luchas de nuestra provincia.

 

Compartir

Comentarios