fbnoscript
7 de octubre de 2019

Nuestro balance de las Paso en Salta

Las elecciones Paso provinciales han tenido un resultado contradictorio a las nacionales, dándole el triunfo a Gustavo Sáenz, aliado de Macri, con casi el 43%, 10 puntos por encima del Frente de Todos que encabezará Sergio “Oso” Leavy. Es la segunda derrota de Alberto Fernández en menos de una semana, luego de la elección mendocina. Fernández apoyó explícitamente a Leavy. El casi seguro próximo presidente de la Argentina va a tener que gobernar llegando a acuerdos con gobernadores que no serán todos de alineamiento automático.

Vale aclarar que Sáenz hizo una campaña buscando despegarse de Macri, y hasta llevó de candidato a vice a Antonio Marocco quien armó en Salta el partido de Alberto Fernández. Los afiches en el interior provincial de su fórmula llevaban la figura de Fernández. El gabinete del gobernador Juan Manuel Urtubey casi por unanimidad apoyó la candidatura de Saénz en el último tramo de la campaña y hasta parece que el aparato estatal estuvo a disposición del actual intendente salteño.

Leavy, quien llevó en su lista a una parte del funcionariado de Urtubey y a la mayoría de los intendentes que iban por su reelección, le ganó la interna al vicegobernador Miguel Isa, en una elección en la que ambos suman 32% de los votos. El actual diputado nacional encabezará el Frente de Todos para las generales del 10 de noviembre, llevando de candidato a vice al hasta hace poco ministro de hacienda de Urtubey, Emiliano Estrada. Estrada se jactó en campaña de llegar al equilibrio fiscal negándole aumento de salarios a los docentes, entre otros ataques que lanzó públicamente contra los trabajadores de la educación.

El terrateniente y bolsonarista Alfredo Olmedo quedó tercero a 20 puntos de Saénz y 10 del Frente de Todos. Como fue una característica de todos los candidatos del régimen oligárquico salteño, Olmedo hizo su campaña diferenciándose tanto de Macri como de Fernández, siendo que integra el interbloque macrista en la Cámara de Diputados de la Nación. También buscó despegarse del ex gobernador Juan Carlos Romero y Urtubey, quienes garantizaron sus enormes negociados con las tierras fiscales de Salta Forestal. Olmedo desarrolló una campaña tratando de mostrarse como antisistema y atacando particularmente los derechos de la mujer. La agenda común de los 3 candidatos es un ajuste capitalista que comienza por la reducción de personal en el Estado. En campaña, Leavy elogió la política de Urtubey  de no reemplazar a los que se jubilan que ha desmantelado muchos servicios estatales. Ese mismo ajuste lo hizo Sáenz en la municipalidad de la capital, ni hablar del negrero Olmedo, impulsor de la devaluación en favor de los grandes patrones del campo.

La interna del FIT. Contundente triunfo de la lista Unidad

Con el 49% de los votos la lista Unidad que encabecé junto a Gabriela Cerrano obtuvo un contundente triunfo en la interna del FIT-U. La lista rupturista de Jorge Altamira obtuvo un 29% y la del MST un 21% de los votos.

La lista Unidad, que integramos desde el Partido Obrero junto al PTS, obtuvo un triunfo categórico en todos los departamentos de la provincia, a excepción del departamento de Orán.

Este triunfo tiene que ver con una gran campaña desarrollada que fue ascendiendo en la medida que se acercaba la elección. Nuestro eje fue la lucha contra el régimen oligárquico que gobierna la provincia, denunciando que Sáenz, Leavy y Olmedo son parte de un régimen responsable de que Salta esté a la cabeza de la pobreza, la desocupación y el trabajo precario. Denunciamos también al régimen del FMI que gobierna el país y del cual Urtubey ha sido una pieza clave, y al pacto social de Alberto Fernández.

Presentamos un programa para un gobierno de trabajadores y que al mismo tiempo es el programa que orienta nuestra lucha en tanto no somos gobierno. En el transcurso de la campaña hemos participado y acompañado todas las luchas en curso. En el tramo final la fórmula presidencial del FIT de Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, quien visitó la provincia, expresó su apoyo a nuestra lista. También estuvieron presentes en la provincia la compañera Vanina Biasi y el compañero Néstor Pitrola que cerró un gran acto en la esquina histórica del PO.

La campaña del FIT estuvo atravesada por la interna. A pesar del esfuerzo que hicimos en concentrar la lucha política contra el régimen, el grupo rupturista de Altamira encabezado por Violeta Gil se dedicó a atacar sistemáticamente al Partido Obrero y al Frente de Izquierda, abandonando la lucha política contra el pejota-kirchnerismo. En el acto de cierre de campaña de este grupo, dedicaron gran parte de él a su ataque faccional y no dijeron una sola palabra acerca del papel de Alberto Fernández contra la clase obrera. Altamira se llevó todas las palmas: nos nombró a Claudio Del Plá y a mí 20 veces y a Alberto Fernández ninguna en su discurso de cierre de campaña.

La elección general del FIT, sumando todas las listas, nos ubica en cuarto lugar por encima del Frente Grande (que hizo su campaña con la foto de Alberto y Cristina) con el 3,59%. En un cuadro de una retracción de los resultados de la izquierda en todo el país, el resultado del domingo en la categoría de gobernador supera al obtenido en las Paso nacionales para la categoría de diputados nacionales, que fue la que más votos obtuvo en esa elección para el FIT, y en una elección provincial que tuvo un 69% de participación, contra el 72% de las nacionales.

Ahora vamos a dos grandes desafíos. En primer lugar, a dar la gran batalla por el voto al FIT-U en su fórmula presidencial y los candidatos locales para separar a la clase obrera del régimen del FMI y donde denunciamos el papel antiobrero de la fórmula Fernández- Fernández que dará continuidad a las políticas de ajuste del FMI. En segundo lugar, tenemos la gran tarea de que la lista del FIT-U que quedó conformada en estas Paso provinciales salga con toda energía a batallar contra el régimen oligárquico de la pobreza y la desocupación en una elección que quedará más simplificada por la menor cantidad de listas que intervendrán y donde una de las tareas es defender las conquistas parlamentarias para dar también una gran batalla en el parlamento, que reforzará sin dudas las luchas que daremos en las calles.

Los que integramos la lista Unidad nos apoyamos en este triunfo para salir con toda energía a llevar adelante estos grandes desafíos para la izquierda y la clase obrera salteña.

Compartir

Comentarios