fbnoscript
20 de noviembre de 2019

“Derrotando el golpe en Bolivia, se refuerza la lucha contra las reformas del FMI en Argentina”

La diputada Romina Del Plá, del PO-FIT, denunció en el Congreso el papel del imperialismo norteamericano y del gobierno argentino.

No bien arrancada la cargada sesión especial que tiene lugar hoy en la Cámara Baja del Congreso Nacional, la lucha de los trabajadores de Latinoamérica contra las avanzadas del imperialismo encontró su expresión en la intervención de Romina Del Plá.

“He pedido este homenaje para reivindicar la heroica resistencia que lleva en estos momentos el pueblo boliviano contra el golpe de Estado de la oligarquía y el imperialismo”, apuntó en horas del mediodía la diputada del Frente de Izquierda, en una intervención que hizo también referencia a la rebelión del pueblo chileno y a las implicancias de ambos procesos en la Argentina.

En primer lugar, la dirigente del Partido Obrero destacó que, mientras tanto los parlamentarios de Cambiemos como del Frente de Todos se refirieron en la sesión especial de días atrás por Bolivia, al golpe “en pasado”, como un hecho consumado, la lucha del pueblo del país andino “está impidiendo que se consolide ese gobierno golpista y eso que ellos llaman una ‘transición ordenada’, para instalar a sangre y fuego el gobierno derivado del golpismo”. Junto a ello, denunció la cruenta represión que ha podido verse por la televisión local por parte del Ejército boliviano, la policía “y los grupos fascistas de [Luis] Camacho”: “ya hay más de 25 muertos reconocidos oficialmente, pero en realidad son muchísimos más, en el Alto y en las distintas ciudades”.  Y marcó que tanto la lucha popular como la represión “han puesto en cuestión la propia renuncia de Evo Morales, que ha tenido que reconocer que su renuncia no sirvió para pacificar nada. Aquí la llamada pacificación es el derramamiento de sangre cotidiano” por parte de las fuerzas represivas.

A su turno, Del Plá señaló que “quien está detrás del golpe, y lo han reconocido hasta en documentos oficiales, son el ejército norteamericano y el gobierno de [Donald] Trump. Vienen por todos los recursos: por el litio, por el gas, por el agua. Y en Argentina por Vaca Muerta”. Y concluyó que “lo que se está jugando en Bolivia el tema del sometimiento a nuestros países a los intereses de la burguesía imperialista y del FMI”.

La diputada denunció también la implicación en el golpe tanto del gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil como del de Mauricio Macri, señalando que “hay que investigar la utilización del consulado argentino en Santa Cruz de la Sierra [en el oriente boliviano] para que se reúnan las bandas de Camacho”. Y se refirió también a la denuncia que se ha formulado de que el consulado argentino en Santiago de Chile “ha sido utilizado para que operen los carabineros para reprimir a la movilización popular chilena, a esos miles y miles de jóvenes y trabajadores que salen cotidianamente a la lucha”.

Del Plá señaló “el pueblo boliviano no solo debe ser homenajeado, sino apoyado prácticamente en su lucha contra el golpe, porque no se trata solo de hacer declaraciones”, destacando “la importancia de las movilizaciones que hemos estado desarrollando” en Argentina y la necesidad de “que las centrales sindicales de toda Latinoamérica convoquen un paro de rechazo al golpe, porque allí se está jugando gran parte del futuro de todos los trabajadores del continente”.

El llamado a la movilización popular de Del Plá contrastó de lleno con las alocuciones que le siguieron, en las que los diputados salientes del Frente de Todos y de Cambiemos –en sus palabras de despedida al Congreso- se cruzaron elogios, en un preanuncio de los acuerdos que se tejerán para hacer pasar las leyes de ajuste.

La diputada concluyó su intervención marcando que es preciso “impedir que se consolide un golpe de estado en Bolivia. Si lo derrotamos, si logramos que triunfen la juventud y los trabajadores chilenos que enfrentan al gobierno de Piñera y plantean la necesidad de una Asamblea Constituyente Soberana, estaremos reforzando a la juventud y los trabajadores de Argentina, para impedir que la reforma laboral y previsional y cada uno de los reclamos del FMI puedan avanzar en nuestro país”.

Compartir

Comentarios