fbnoscript
9 de diciembre de 2019

La memoria como parte de la lucha por la independencia de la clase obrera

Semana de homenajes a 98 años de la Patagonia Rebelde

Organizada por la Comisión por la memoria de las huelgas de 1920-21, se realizaron varias actividades preparatorias del centenario de las huelgas. Colaboraron ADOSAC, La UNPA-UARG, el Frente de Artistas y La Poderosa.

Las actividades incluyeron muestras fotográficas de época en la sede de ADOSAC, actividades artísticas en el “Barrio Madres a la Lucha”, proyecciones del film “Mi Viejo Rebelde” con debates en la UNPA-Río Gallegos y en Calafate, Visita a la Estancia La Anita donde se perpetró la última masacre de huelguistas. Todos concitaron la atención de un público numeroso y atento.

Las presencias de Ana Bayer, realizadora del film (que vive en Italia), de Isabel Soto (hija del Gallego Soto (que llegó desde Punta Arenas, Chile) y del escritor Pavel Oyarzún (Docente Universitario de Punta Arenas que entre otros trabajos noveló la fuga del gallego Soto, en su obra “El Paso del Diablo”) le dieron al evento un carácter histórico y singular.

En el debate lleno de emociones, estaban presentes nietos de huelguistas fusilados y hasta personas que conocieron personalmente al Gallego Soto.

La Comisión se autogestiona, con independencia del poder político provincial que ha intentado por todos los medios apropiarse de la memoria de aquellos huelguistas. En su presentación los compañeros expusieron todos los elementos que muestran la continuidad de un proceso histórico de un siglo y destacaron al respecto la rebelión de los pueblos de Latinoamérica, en primer lugar del cercano Chile.

Isabel Soto relató su propia experiencia en los años 60-70 como dirigente universitaria en Chile y la continuidad de aquella batalla que ahora lleva uno de sus nietos también dirigente estudiantil en el vecino país. También realizó una descripción cruda de las condiciones actuales de trabajo en las estancias santacruceñas que son al extremo parecidas a las que padecían los huelguistas hace cien años.

A su turno Pavel Oyarzún expresó la expectativa que han despertado las movilizaciones que se desarrollan en todo el mundo y con destacada participación de nuestra América, a efectos de replantear la posibilidad de una revolución social. “la lucha de aquellos oprimidos que no tienen nada y lo pretenden TODO”.

Ese par de horas, la revolución social sobrevoló el escenario de la Universidad Austral en una Sala colmada de público.

Ana Bayer por su parte explicó como realizó el film en el que homenajea a Osvaldo (su padre), destacó el carácter absolutamente independiente del trabajo, y su orgullo por el idealismo desinteresado y el compromiso de Osvaldo Bayer con la causa de los huelguistas. La humanidad (mezcla de humildad y grandeza) de ese “Viejo Rebelde” es conmovedora y un inmenso testimonio histórico. Donde Ana se sintió más feliz fue en el asentamiento del Barrio Madres, donde en contacto directo con los vecinos y organizaciones presentes, festejó los murales alusivos, y la puesta artística de chicos y grandes.

Como la demagogia kirchnerista acerca del tema no tiene límites, (lo que no le impide procesar y reprimir trabajadores protagonistas de las luchas actuales) la realización de estas actividades y el rumbo independiente que ha adoptado la comisión que prepara los Actos del Centenario, son un soplo de aire fresco, que fortalece la independencia política de los trabajadores de ayer y de hoy.

Compartir

Comentarios