fbnoscript
17 de enero de 2020

Salta: “curros” con la pobreza y la muerte de niños por desnutrición

En el momento que se conoció el fallecimiento de un tercer niño por deshidratación y desnutrición, la ministra de Salud Verónica Figueroa declaró en un medio de comunicación que no encontraron ninguno de los datos de salud infantil del “Ministerio de Primera Infancia” y que por eso no se pudo conocer a tiempo que dos de los niños fallecidos ya figuraban en riesgo nutricional.

La denuncia es escandalosa ya que el aspecto saliente de la creación de aquel ministerio en 2014 fue que realizaría un seguimiento niño por niño, con novedosos y modernísimos sistemas tecnológicos, lo que incluía una App para que cualquier persona pueda avisar al ministerio sobre la existencia de un niño en condición de pobreza. El escándalo se agrava porque se denuncia que los exfuncionarios se habrían apropiado del sistema y base de datos construidos con recursos públicos para vendérselo al propio Estado.

 El mentado Ministerio quedó disuelto el 10 de diciembre cuando asumió Sáenz. Fue un ministerio de diseño exclusivo para el Opus Dei, donde se llevaban adelante los planes del Dr. Albino. Según este sujeto, el hambre en las comunidades se debía a que los indígenas tienen relaciones como animales, lo que multiplicó la prole, su recomendación en salud es la abstinencia. 

El ministerio siempre estuvo a cargo de Carlos Abeleira, también del Opus Dei. Entre las bondades del nuevo sistema tecnólogico se dijo que se podría pronosticar, con certeza, qué niña iba a terminar siendo madre adolescente y hacer la prevención del embarazo. Esto fue presentado por Urtubey en los medios de comunicación nacionales, en el marco del debate por el aborto legal y la ESI, lo que provocó un escándalo. No hace falta ningún dispositivo tecnológico para saber que el régimen de la pobreza, la marginalidad, el atraso, la educación religiosa es el fermento de la multiplicación del embarazo adolescente y de las niñas madres.

En el 2019 el ministro Abeleira y su hermano, también funcionario, presentaron el “Proyecto Horus”, un paquete tecnológico para el seguimiento de la pobreza que supone además la coordinación de la intervención estatal para la prevención y asistencia. El balance de la aplicación de este dispositivo es que Salta sigue entre los primeros 5 distritos en mortalidad infantil y se siguen sucediendo las muertes por hambre. Paradójicamente Salta salió a ofrecer su Proyecto Horus a otros países. Se firmaron convenios con Brasil, Colombia, Paraguay y Bolivia y los funcionarios de Primera Infancia hasta viajaron a estos países a presentar el proyecto.

Periodistas salteños denunciaron en twitter que los hermanos Abeleira quieren vender al gobierno de Saenz los datos de Proyecto Horus como “asesoría externa” sobre políticas de primera infancia. Un curro que de por sí muestra la descomposición extrema del estado oligárquico y de sus funcionarios, capaces de robar incluso en nombre de la atención a los niños que mueren por hambre.

Como en todos los aspectos, el gobierno Sáenz es continuismo puro del gobierno de Urtubey de allí también que hasta ahora no haya habido denuncia alguna contra las maniobras de sus exfuncionarios para “currar” con el Proyecto Horus.

 

 

Compartir

Comentarios