fbnoscript
28 de enero de 2020

Manzur vuelve del Caribe y da por muerta la cláusula gatillo

Un nuevo ataque del gobernador tucumano a los trabajadores públicos.

Al regreso de sus vacaciones por el Caribe, el gobernador tucumano Juan Luis Manzur lanzó una nueva provocación contra los docentes, trabajadores de la salud y todos los estatales de la provincia: les anunció, sin ponerse colorado, que “la cláusula gatillo no existe más”. 

La noticia cayó como una bomba entre la burocracia sindical tucumana, que estaba expectante ante el regreso del gobernador, con la idea de que devolviera lo sustraído -y con ello intentar engañar otra vez a los trabajadores, al presentarse como los artífices del recupero de la cláusula. Las declaraciones de Manzur dejaron en off side a los burócratas y ponen nuevamente en alerta a los trabajadores.

Como contrapartida del robo, el gobierno lanza para esta misma semana una mesa de diálogo que discutiría “salidas a la situación”. Ya sea de carácter temporario o permanente, no es más que un nuevo ensayo del pacto social que se prepara a nivel nacional. La mayoría de los sindicatos, así como la Corriente Clasista y Combativa (CCC), ya estuvieron reunidos con el vicegobernador Osvaldo Jaldo y se fueron de allí con promesas etéreas que después no se cumplieron.

Manzur ha tomado la costumbre de copiarse de Alberto Fernández en sus excusas para aplicar el ajuste: echarle la culpa a la pesada herencia, argumentar que la plata no alcanza y pedirles un sacrificio a los trabajadores. En esta oportunidad directamente citó al mandatario y a su ministro de Trabajo Claudio Moroni para darle defunción al salario de los operarios públicos: “el gobierno se ha expresado y el propio presidente de la Nación lo dijo. El ministro de Trabajo también. No hay más cláusula gatillo” (La Gaceta, 27/1

Los docentes y estatales continúan con las medidas de lucha: para este miércoles 29 y jueves 30 está convocado un paro con asistencia a los lugares de trabajo de parte del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas). También hay una concentración en estos días de los trabajadores del plan Fines (los más precarizados de la provincia, con contratos a tiempo y salarios miserables). Por su parte, los docentes están preparando una concentración-asamblea en la puerta de Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP) y otras medidas de lucha.

Los trabajadores de la provincia necesitamos armar una lucha de conjunto para derrotar al gobierno. Necesitamos asambleas para discutir un plan de lucha en los lugares de trabajo, y preparar desde la docencia el no inicio de clases. Unamos a todos los trabajadores tucumanos en una gran marcha de antorchas.
 

Compartir

Comentarios