fbnoscript
6 de febrero de 2020

Tomas de tierras en Neuquén: los empresarios y sus partidos piden el desalojo

El Partido Obrero apoya a las familias sin techo.

Las ocupaciones en la capital neuquina se mantienen firmes en su lucha por el acceso a un lote y a una vivienda. La toma ubicada sobre el final de la calle Casimiro Gómez sigue creciendo y ya son más de 800 familias instaladas. La ocupación ubicada en la bajada de Pluspetrol, donde siguen 250 familias, ingresó en una mesa de mediación legal.

Por estas horas, la justicia ya ordenó el desalojo y esta directiva se mantiene latente. En el día de ayer (miércoles 5), a kilómetros de la toma,  policía especial UESPO, policía montada y cientos de efectivos se encontraban listos para actuar.  Este hecho produjo una deliberación de los vecinos y muchas familias se retiraron para evitar la represión, pero luego la ocupación volvió a poblarse con cientos de carpas y casitas de cantoneras.

La orientación del desalojo es solicitada abiertamente por un conglomerado de empresas que iban a instalarse. Iveco Argentina y una concesionaria de Mercedes Benz amenazan que si no hay desalojo no realizarán millonarias inversiones.  Voceros de estas cámaras intiman a la población diciendo que está en peligro otra parte del desarrollo de Vaca Muerta.  Esta iniciativa de los empresarios es recogida y promovida por el gobierno provincial y municipal (ambos MPN). El intendente y el ministro del Gobierno provincial amenazan  a todos los empleados  con iniciar sumarios por participar de la toma, además de la judicialización de los referentes. 

Por otra parte, el conjunto de los partidos políticos se pronunció en un sentido similar.  Cambiemos pide desalojo YA.  El Frente de Todos propone una mesa de negociación, con sacerdote incluido, para arribar a una solución pacífica. Esta propuesta es la nada misma, ya que esta existe en diferentes organismos del Estado y  nunca se ha avanzado.

El Estado impulsa el desalojo para favorecer el desarrollo de emprendimientos empresariales y por ello ejecutaron la urbanización y el asfaltado de esa zona.

Apoyemos  a las familias

La toma es la herramienta que han encontrado los vecinos para obtener un lote y salir de una situación insoportable. Son familias enteras que viven hacinadas en piezas de 4x4, viviendo con sus “viejos”, pagando alquileres que alcanzar la mitad de los salarios o changas.  Pero además, la toma es una impugnación al Estado que dice defender este derecho. En primer lugar porque Neuquén ha sido realizado en base a tomas. A finales de la década de los 60, las primeras ocupaciones en Cordón Colón, Villa Ceferino y otros barrios iniciaron un camino que se extienden a estos días.  El Estado regularizó la toma cuando ya no pudo derrotarlas. Y en segundo lugar,  porque organismos estatales están pintados, ya sea IPVU, Ruprovi, La Unidad de Gestión habitacional.  Por eso, la creación de un Instituto  Municipal de tierras que propone el intendente Gaido es más burocracia y no resuelve el problema.

El Partido Obrero y el Polo Obrero apoyan a las familias sin techo y reclama la entrega de las tierras.  Es necesaria la reserva del suelo urbano de la ciudad para la construcción de loteos social y la vivienda popular. Esta orientación se opone a la del gobierno y el Estado de colocar las tierras de Neuquén como un botín de la especulación inmobiliaria.

Abajo el desalojo. Satisfacción de los reclamos de las familias.

 

Compartir

No cars.

Comentarios