fbnoscript
26 de abril de 2007 | #989

José León Suárez

Solá reprime

Guerra contra los asentamientos

El miércoles, alrededor de un millar de policías de la infantería y la montada desalojó violentamente a 800 familias de dos terrenos en José León Suárez. Son terrenos del Estado. El intendente Ivoskus dice que uno pertenece al Ceamse y otro a la Municipalidad de San Martín. Pero los vecinos y sus abogados dijeron que jamás los dejaron ver el expediente y que las autoridades no los recibieron ni aceptaron negociar con ellos. Tampoco habían recibido la orden de desalojo.

La policía avanzó disparando balas de goma y gases lacrimógenos a mansalva, aunque en el lugar había decenas de chicos y bebés durmiendo y “muchas familias habían accedido a dejar el lugar pacíficamente”. Rodearon a la gente, sin permitirle escapar hasta que, asfixiados por los gases, los pobladores trataron de parar la represión a piedrazo limpio.

La policía persiguió a los desalojados hasta un barrio cercano, Villa Lanzone, gaseando a todo el mundo, incluso adentro de las casas. La policía “literalmente ocupó ese vecindario, generando pánico entre la población”. Hay decenas de heridos y algunos detenidos.

Una vez terminado el desalojo, las topadoras procedieron a “nivelar el lugar” destruyendo las viviendas y todo lo que se hallaba adentro. Los vecinos permanecen sobre el Camino del Buen Ayre.

En las últimas semanas, el gobierno de Solá está en guerra abierta contra los asentamientos: cuatro desalojos en el Ex Acuba; cuatro en la toma de Ruta 21; dos en el barrio 22 de Enero, y ahora en José León Suárez.

En esta nota:

Compartir

Comentarios