fbnoscript
21 de febrero de 2020

“El capitalismo ya no soporta lo que queda del régimen jubilatorio”

Los principales conceptos de la mesa redonda con Pitrola y Semino en el Bauen
“El capitalismo ya no soporta lo que queda del régimen jubilatorio”

Foto: Fede Imas, Ojo Obrero Fotografía

Este jueves 20 tuvo lugar en el Hotel Bauen una charla debate “en defensa de las jubilaciones y la movilidad”, con la participación de Néstor Pitrola (dirigente del Partido Obrero) y Eugenio Semino (defensor de la Tercera Edad). En los días previos se produjo el anuncio oficial de un supuesto “aumento” en los haberes, que en realidad fue la confirmación de una estafa que implicará la confiscación de 60 mil millones de pesos anuales de los bolsillos de los jubilados.

A continuación, compartimos los principales conceptos de las intervenciones de ambos oradores.

“Más allá de los ataques actuales a los jubilados, la reforma previsional recién comienza. Es que el régimen capitalista no soporta lo que queda de este régimen jubilatorio”, dijo Néstor Pitrola y añadió: “queremos involucrar a la juventud y a los trabajadores activos en esta lucha que es por la defensa del régimen previsional y la conquista del 82% móvil, ya que ellos serán los futuros perjudicados por esta ofensiva”.

“Hay dos falacias con las que se envenena a la población: 1) Que el Estado es el que financia al jubilado y 2) Que el envejecimiento de la población y la cantidad de activos respecto del total de jubilados hacen que los fondos no alcancen para solventar las jubilaciones.

“Esto oculta el vaciamiento de las cajas por parte de los sucesivos gobiernos. Durante la dictadura, fueron directamente eliminados los aportes patronales que, en democracia, fueron solo parcialmente repuestos y ningún gobierno corrigió estas reducciones sino al contrario, siguieron siendo rebajados los aportes patronales por distintas resoluciones hasta el día de hoy, mientras que sí se incrementaron del  5 al 11 por ciento los aportes del trabajador. Por estas reducciones de los aportes que se fueron sucediendo, se dejan de recaudar en total unos $85.000 millones mensuales.

“En la última etapa hubo reducciones de aportes para las Pyme durante los gobiernos kirchneristas, luego Macri estableció que las patronales no pagan aportes hasta $7003 del salario y hasta $17.000 en varias actividades.  Por estas medidas se pierden otros $15.000 millones de plata que es de los jubilados.

La excusa del envejecimiento

 “El tema del envejecimiento es una excusa. En realidad, la tasa de ganancia del capital es decreciente. Y hay una tendencia hacia el capital especulativo, financiero, que hoy, en el mundo es 4 veces  mayor al capital productivo.

“En este cuadro, el robo a los fondos de los jubilados se coloca en el corazón de la crisis y es parte de una política de todo el arco político.

“Además, el 10% de los trabajadores está desocupado y no aporta; el 13% está subocupado y tampoco aporta o lo hace marginalmente y el 35% trabaja en negro y tampoco tributan ellos ni sus patrones. Es decir que, por una responsabilidad que no es de los empleados ni de los jubilados, sino de los patrones y del régimen capitalista que está hundido en esta crisis, el 58% de los trabajadores están afuera del mercado laboral registrado y con aportes.

“Pero de este saqueo no habla nadie, ni en el periodismo ni en el arco político patronal. Con este dinero sobraría plata para hacer frente a las necesidades de todos los jubilados.

“Por otra parte, en la Argentina, producto de las malas condiciones de vida y de trabajo, la expectativa media de vida es de 76 años. En el Chile de la superexplotación, la jubilación privada y condiciones de vida tremendas que llevaron a la actual rebelión popular, el promedio de vida alcanza a los 80 años.

“Si el salario es el valor de la fuerza de trabajo, la jubilación es parte de ese valor, es un salario diferido.  Es el valor de la canasta de gastos necesarios de la subsistencia para mantener y reproducir la fuerza de trabajo y esto incluye a la jubilación. Porque, en caso contrario, ¿qué habría que hacer cuando un trabajador deja su vida activa?

“Y como es un salario, en el caso del jubilado, diferido, lo debe pagar la patronal y no el trabajador, si no llegaríamos al absurdo de que el trabajador es el que se paga su salario. Claro que aunque esto es así, hoy el salario diferido lo paga de manera creciente el trabajador y los capitalistas tratan de que quede a cargo totalmente del trabajador.

“El ataque a los regímenes jubilatorios se da en todos los países del mundo. Actualmente en Francia tenemos la mayor huelga en muchísimos años porque el gobierno quiere liquidar una cantidad enorme de regímenes especiales y aplicar cambios en la jubilación que reducirían los haberes. En Alemania, la jubilación mínima actual es de 800 euros pero la canasta de pobreza es de 930 euros. En Nicaragua [hubo una] rebelión popular por el tema jubilatorio y en México, los jubilados ganan, con un sistema privado que el actual gobierno de centroizquierda no piensa tocar, un 30% del que era su salario en actividad.

“Por eso pensamos no solo en un gran frente nacional sino en uno internacional en la defensa de los regímenes jubilatorios, junto a los trabajadores y jubilados de Chile, de Brasil, de Ecuador.

“En cuanto a cómo desarrollamos la lucha en defensa de las jubilaciones en nuestro país, el próximo 28 vamos a realizar una audiencia pública en el Congreso Nacional de la cual esperamos que salga una fecha para realizar una primera movilización que, en nuestro criterio, debería ser para mediados de marzo próximo.

“La semana próxima va a ser muy caldeada porque el Congreso va a comenzar a discutir el proyecto de ley de derogación de las jubilaciones de privilegio. Detrás de esto vienen por los regímenes especiales que han sido conquistados por los trabajadores de distintos gremios con largos años de lucha.

“Así hay hoy 800 mil docentes que lo tienen y que hace tiempo están recibiendo, en distintas provincias, ataques contra esos regímenes.

“A los jueces, el proyecto les plantea que deben incrementar su aporte un 7% incorporando con esto la idea de ir hacia unas jubilaciones miserables (no en el caso de los jueces) con cajas complementarias o seguros privados que se regirían por una diferenciación de clase ya que tendrían una jubilación mayor, que cubra sus necesidades, aquellos que, durante toda su vida activa han tenido una capacidad de ahorro suficiente como para hacer aportes extras importantes y recibir así un monto suficiente por fuera de la jubilación.

“Quieren liquidar el vínculo de la jubilación con el salario. Nosotros tenemos que crear la conciencia y salir a pelear para que no puedan hacerlo.

 “El gran frente de lucha que tenemos que armar es el del 82% móvil, la mayor conquista alcanzada en el terreno jubilatorio. Pero, como parte de esta lucha, hoy estamos por la defensa de la movilidad que acaban de sacar porque es el camino actual para reducir los haberes jubilatorios. Por esa razón es que hoy defendemos a muerte la movilidad.”

Semino: “arman un show festivo para anunciar que les dan un plus de 197 pesos”

“Bajo el capitalismo, en nuestro país, un viejo es alguien que gana 14 lucas, que es asexuado, que no tiene deseo, que no tiene intelecto. Está sin posiblidad de crear un proyecto y esta es una forma de sometimiento fabulosa”, dijo Semino y añadió que dentro de esto está el lugar aún más depredado de la mujer, ya que “la cuidadora sigue siendo la mujer, que va teniendo el mismo deterioro de a quien cuida.

“La perversidad de incorporar la palabra jubilado, que es muy antigua, consiste en que así se plantea que en esa etapa somos algo distinto de lo que fuimos en el resto de la vida activa. Perdemos nuestra condición de trabajador.

“Con los adelantos de la ciencia hoy una persona de 65 años tiene por delante una sobrevida de 15 o 20 años en muy buenas condiciones, pero la sobrevida que permite la biología se la quita la economía. De un día para otro pasa a cobrar la mitad de lo que recibía en actividad. Le dinamitan los roles que le había dado esa sociedad durante 65 años y no sabe qué hacer.

Todos están en lo mismo

Respecto de la ofensiva actual, Semino destacó que “ningún político del sistema dijo nada de lo que está pasando porque son todos están en lo mismo”, dijo, y añadió: “estos últimos días escuché a varios funcionarios decir que los perjudicados en realidad son pocos, son solo 2 millones. ¿Cómo que son pocos?”

“Son mentiras brutales. Son dislates. Hacen un show festivo para anunciar que les van a quitar plata a los jubilados. Dicen que el objetivo es beneficiar a los que menos tienen y les dan un plus de $197 por mes.  Y después arman un circo mediático de debates sesudos en los cuales discuten si $197 es poco o es mucho o para qué alcanza esa cantidad de plata.

“En el 2017, cuando se aprobó la reforma jubilatoria se planteó el 82% trucho del salario mínimo, vital y movil y que a  esto iban a acceder los que eran aportantes puros, es decir los que pagaron durante 30 años. Los demás eran impuros. Así se cambió la naturaleza del derecho de los impuros. Estos dejaban de tener un vínculo entre su haber jubilatorio y el salario en actividad. Así, la jubilación pasó a ser algo qe te da el Estado porque quiere.

“Llegamos a hoy donde esto se va consolidando. El presidente anterior no tenía capital político para seguir adelante y entonces se está haciendo ahora.

“Mañana (por hoy) presentamos el amparo colectivo -y lo vamos a hacer público- y el eje que tiene es este”.

“Tenemos que acelerar la conformación de un gran frente social para enfrentar esto ya que aquí quieren llevarse puesto el futuro de varias generaciones”.

 

Compartir