fbnoscript
26 de marzo de 2020

UNGS: la cuarentena recrudece la vida de les estudiantes precarizades

Según el censo 2019 de la Universidad Nacional de general Sarmiento, el 40% del estudiantado está precarizado.
Por Julián Battistessa
Secretario académico del centro de estudiantes de la UNGS

El censo publicado a fines del año pasado por las autoridades de la universidad arrojó que el 49% de les estudiantes no trabaja, mientras que del 51% que sí lo hace el 40% está en un trabajo precarizado o informal. Estos datos acompañan los altos índices de desocupación y precarización entre la juventud a nivel nacional.

¿Les precarizades y desocupadxs volveremos a cursar?

Esta situación pone en tela de juicio el acceso a la universidad. El costo de vida, los apuntes y la vianda son un peso insoportable en estas condiciones. Ni que hablar del transporte: aún hoy la comunidad educativa de la UNGS carece del boleto educativo.

El cuadro empeora si contemplamos que el gran universo de desempleades y precarizades que compone al estudiantado de la UNGS es el sector más golpeado frente a la cuarentena. Muches trabajamos en changas o en las apps de servicios para mantener nuestros estudios y/o pagar un alquiler. El tiempo sin poder generar ingresos no se recuperará y en muchos de nosotres significarán deudas a futuro para poder mantener nuestra vida hoy.

En este sentido se ve cuestionada la vuelta a la cursada de una gran parte de les estudiantes para cuando reabra la universidad. Sobre todo teniendo en cuenta un panorama que apunta a estirar los plazos del párate económico y recrudecimiento de la crisis y el ajuste: ya en muchos lugares de trabajo hubo despidos o suspensión de tareas sin goce de sueldos.

Desde El Yunque nos sumamos fuertemente al reclamo de las organizaciones sociales de un seguro para el parado que cubra las necesidades básicas de desocupades, monotributistas y precarizades. Estamos empadronando a decenas de compañeres para que puedan acceder a este recurso ($10.000) que, frente a la enorme carestía, no deja de ser insuficiente.

El Rectorado sin iniciativa alguna

La gestión de la UNGS debe elaborar una política de contención de estos miles de estudiantes para evitar una deserción masiva. Necesitamos becas que contemplen este cuadro de crisis excepcional para que ningún estudiante se quede afuera. Las actuales son raquíticas, llegando a ser de $800 mensuales, lo que alcanza para cubrir solo el boleto del transporte.

Les estudiantes necesitamos un presupuesto acorde a las necesidades que urgen frente a la pandemia. La gestión (alineada a la política nacional y provincial de austeridad) aceptó sin chistar el mismo presupuesto “neoliberal” del 2019 (claro, con un 50% de inflación encima) y, al momento, no mostro capacidad de reacción o iniciativa alguna. Lo mismo vale para el CEUNGS de El Puente-FUNYP, que no hizo más que reproducir los comunicados de la gestión y de su padrino Nardini. El CEUNGS (nuestra herramienta gremial) está en una profunda parálisis en momentos donde debería estar más activo trazando políticas en defensa del estudiantado. No movieron un pelo por reclamo alguno (elementos de higiene en la universidad, seguro al parado, continuidad de cursada). Lo mismo vale para el sindicato docente (ADIUNGS) y no docente (APUNGS). 

Organicémonos: que la crisis no nos saque el derecho a cursar

Les estudiantes, docentes y no docentes tenemos el desafío de organizarnos por las demandas que se nos imponen de manera independiente a las autoridades y el gobierno. Solo así podremos defender nuestro derecho a cursar y en condiciones que no sean un peligro para nuestra salud y la de nuestras familias. Vamos por becas extraordinarias para les estudiantes que las necesiten. Comité de seguridad e higiene donde estudiantes y trabajadores tengamos una representación acorde a nuestro lugar en la comunidad educativa. Triplicación del presupuesto universitario

 


 

 

Compartir

Comentarios