fbnoscript
27 de marzo de 2020

San Isidro: 15 casos confirmados y la salud pública vaciada

El “comité de crisis” (compuesto por funcionarios municipales y el propio intendente) del municipio de San Isidro informó hoy que los casos positivos de Covid-19 en el distrito ascienden a 15. 

Frente al ascenso de casos que se prevé, el municipio no anuncio ningún refuerzo económico al sistema sanitario, ni la creación de centros específicos para combatir al virus. Lo que si anuncio es “el incremento de patrullaje municipal y actuaciones por violaciones a la cuarentena obligatoria, en paralelo con el aumento de secuestros de automóviles y motos por parte del área de Tránsito.” (Sanisidro.gob.ar 26/3)

Para Posse, la propagación de la pandemia se enfrenta reforzando el aparato represivo. Los hospitales municipales pueden esperar. Según el municipio están perfectamente preparados.

La realidad lo desmiente: San Isidro cuenta con 3 hospitales municipales. El más importante de ellos es el “Hospital Central”, la misma cuenta con 60 camas, de las cuales 14 son para terapia intensiva. El “Materno infantil” tiene 145 camas pero solo 6 en terapia intensiva. El “Hospital Boulogne” no cuenta con terapia intensiva. 

El promedio de camas, como se ve, está muy por debajo de las necesidades de un distrito que alberga, según el último censo del 2010, unas 292.878 personas. 

El desguace total del sistema sanitario municipal de San Isidro dista de décadas y décadas de vaciamiento. Su contracara es el aumento de empresas de salud privadas que se asientan en el municipio. La provincialización y municipalización de la salud pública condujeron, precisamente, a este desquicio.

Durante la cuarentena obligatoria, el gobierno debería estar reforzando de inmediato el sistema sanitario. Unificando el público con el privado en un comando único. Colocando todos los recursos a este objetivo elemental que es evitar un colapso (inminente) en el sistema sanitario.

En las barriadas, la pandemia hace crujir la economía de las familias obreras.

No se le debe escapar al lector que, San Isidro, a pesar de ser uno de los municipios más ricos de la provincia, su composición dista de ser homogénea: las grandes mansiones linderas al “bajo” o los caserones de La Horqueta o Las Lomas, se contraponen brutalmente con los barrios obreros de Villa Adelina y Boulogne y las barriadas de la Cava y el barrio Santa Ana. Con miles de familias obreras, con trabajos precarizados o directamente en situación de desocupación, que, por un lado solo pueden atenderse en el sistema sanitario público colapsado y por el otro es donde más se sufre la cuarentena desde el punto de vista de la economía.

Desde el Polo Obrero dimos una enorme pelea por un seguro al parado de 30 mil pesos para todos los desocupados, precarizados, changarines o monotributistas. El gobierno largo una medida más que insuficiente que equivale al cobro de $10 mil por única vez. En estos momentos seguimos organizados para que cada compañero que se empadronó cobre efectivamente ese dinero. En San Isidro son cientos las personas que se han contactado con nosotros para organizarse y cobrar esta “asistencia social” frente a la inacción absoluta por parte del municipio.

En este cuadro planteamos la necesidad urgente de la intervención de los y las trabajadoras de salud de nuestro municipio. Que organicen asambleas y elaboren las reivindicaciones necesarias y urgentes de cada hospital para poder enfrentar la pandemia. Que sean ellos mismos quienes, a partir de comités de higiene y seguridad controlen el cumplimiento de las demandas. 

A los trabajadores de las barriadas más humildes, les planteamos que se organicen en cada barrio para que el municipio garantice los elementos higiénicos indispensables para evitar el contagio. Que se garantice la entrega de los alimentos para que ninguna familia pase hambre. Seguro al parado de $30 mil.

Necesitamos que los recursos del país se destinen a la protección de las familias trabajadoras, para ello es elemental cortar inmediatamente la sangría que representa la deuda externa.


 

Compartir

Comentarios