fbnoscript
30 de marzo de 2020

Alberto Fernández con René Pérez de Calle 13: offside con la deuda y los despidos

En el día de hoy, René Pérez – Residente, realizó un vivo en Instagram con Alberto Fernández, que funcionó concretamente como una entrevista mano a mano con el Presidente argentino. El artista promocionó previamente este intercambio en sus redes sociales con un llamado a que le envíen preguntas para replicar.

Dando muestra de un compromiso social con la realidad de los pueblos latinoamericanos, como ya lo hubiera hecho en nuestro país en ocasión de la campaña por justicia frente al asesinato de Mariano Ferreyra y contra la impunidad reinante en aquel festival por los derechos humanos que convocara el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner el 13 de Diciembre de 2010, donde con una inscripción en su espalda denunció distintos casos de impunidad.

Esta vez frente a la pandemia mundial por el coronavirus, René fue a fondo con preguntas que establecieron planteos muy profundos, cosa que encontró en Alberto Fernández un interlocutor que optó mayormente por esquivar al bulto de las mismas.

En un comienzo, René preguntó por si correspondía o no seguir pagando la deuda, siendo que frente a la crisis sanitaria correspondería destinar los recursos a combatir la pandemia y garantizar las condiciones de vida de la población. En este punto, el presidente hizo una larga respuesta, en la que no dejó de señalar su compromiso con cumplir con los acreedores, incluso diciendo que le puso muy contento escuchar el “compromiso” de la presidenta del FMI y del Papa con el combate a la pandemia.

Al tiempo que se refirió a la deuda como un problema que afecta al conjunto de América Latina, afirmó que “tenemos que esperar para seguir pagando la deuda”, porque “no pagaremos la deuda a costa de los argentinos”. Pero la realidad es muy distinta: en el día de mañana el gobierno dispondrá pagar 250 millones de dólares a afrontar vencimientos de ese tipo, y lleva pagado en lo que va del año 200 mil millones de pesos, más de 100 veces lo que se ha reforzado el presupuesto sanitario.

Continuando el diálogo, René señaló, por relación a los 1450 despidos en Techint y la situación de los trabajadores, que no existe hasta el momento una resolución del gobierno argentino sobre la prohibición de despidos y suspensiones para cuidar los puestos de trabajo y los ingresos argentinos. Nuevamente, como ayer en la cadena nacional, de parte de Alberto Fernández dominaron las imprecisiones, afirmando que le dio “instrucciones muy precisas al Ministro de Trabajo para evitar los despidos”. De igual manera, al afirmar, como hizo el presidente, que “dimos muchísimos recursos para que las empresas no despidan al personal”, lo que está implícito es que sigue sin haber prohibición, y que cada empresa sigue teniendo la libertad de hacerlo si, por ejemplo, considera “insuficientes” esos recursos. En este punto, también hubo una parte falaz, al afirmar que “aún no se concretó ningún despido”. .

René también hizo un planteo clave en una de las preguntas que transmitió a Alberto Fernández, referida a la necesaria centralización del sistema de salud, al tiempo que hizo alusión a la situación precaria que atraviesa ese sistema y sus trabajadores. Residente apoyó muy bien esta pregunta en los videos de los trabajadores de la salud que “están circulando por las redes sociales” donde se reclaman incluso insumos básicos como alcohol en gel y barbijos para la atención en estas circunstancias. Alberto Fernández evitó responder acerca del planteo de centralizar el sistema de salud, se refirió a la producción de distintos insumos, y que es importante “cuidar a los que nos cuidan”

El compromiso con su propio sindicato, por decirle de alguna manera, llevó a René a preguntar por la situación de los músicos, señalando que en muchos casos dependen de poder salir a la calle y organizar espectáculos para tener sus ingresos, y si no correspondía destinar parte de los recursos del no pago de la deuda a sostenerlos. La pelota afuera de Alberto en este punto fue grande: En lugar de ir al grano de la cuestión, comenzó hablando de su pasión por la guitarra, de su amistad con Spinetta, de su respeto al propio René, para luego solo señalar que organizarán algunas actividades artísticas televisadas, lo cual es una medida ultra acotada teniendo en cuenta el amplio universo de trabajadores de la cultura que se gana su vida con su arte.

Por último, René trasladó un problema fundamental que atravesó los últimos días: el aumento del 60% de las denuncias por violencia de género bajo el aislamiento, los femicidios que crecen y la respuesta popular que hoy se manifestó con el ruidazo y la acción en redes por una salida a estos problemas. Alberto Fernández en este punto se auto-definió como “el primer feminista” (un caso de apropiación de un movimiento que llamaría la atención que no genere reproches en sus filas), al tiempo que llevó a un plano individual los casos diciendo que el aislamiento produce el incremento de la violencia “e incluso el suicidio”. A la hora de dar cuenta sobre la acción estatal para combatir “el patriarcado que todavía existe entre nosotros”, sólo se refirió a un teléfono para pedir auxilio, una medida limitadísima y que en la práctica no es así. En este punto no dijo nada sobre el reclamo de refuerzos presupuestarios en esta área que hoy reclamó el ruidazo.

Para dar cierre a la entrevista no faltaron las simpáticas preguntas del hijo de René, acerca de si seguirá habiendo fútbol en la tele y de cómo lavarse las manos. Pero lo que dejó muy claro esta transmisión en vivo es la falta de respuesta, por parte del gobierno, frente a cuestiones que hacen a aspectos centrales en el combate frente a la propagación del coronavirus. René ha mostrado que además de un gran artista puede ser un gran periodista, desde un punto de vista independiente y comprometido con la realidad de los pueblos de América Latina.

Compartir