fbnoscript
3 de abril de 2020

José C. Paz: más de 20.000 jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales aglomerados en la zona de los bancos

El Estado y la banca responsables de una posible expansión masiva del coronavirus.

En José C. Paz, uno de los distritos más pobres del conurbano bonaerense, con indices de pobreza del 40% y del 10% el de indigencia, la situación que se vivió esta madrugada y todo el día de hoy en los alrededores de los bancos fue desesperante.

Autoridades policiales estiman que más de 20.000 personas se concentraron en las cercanías de Banco Piano en el centro de José C. Paz sin ningún tipo de asistencia sanitaria preventiva y con la obvia imposibilidad de mantener la distancia social para evitar contagios.

La situación es angustiante. Solamente 3 boxes habilitados para atender a las 20.000 personas. Un vecino, en entrevista con C5N, comentó que atienden a 25 personas por hora. Ante está situación, las autoridades del Banco Piano atendieron a solo una parte menor durante la jornada de hoy y decidieron entregar solamente 250 números que tendrán prioridad en el día de mañana acumulando para los días subsiguientes a personas mayores que no tienen para comer. 

Las colas que comenzaron el día de ayer alrededor de las 20 horas continuarán durante el día de mañana y los sucesivos ya que los vecinos paceños necesitan garantizarse el cobro de sus asignaciones, pensiones y jubilaciones que, además, están muy lejos de garantizar la cobertura de una canasta básica. 

A este cuadro se le suma que el aislamiento obligatorio de los últimos 14 días ha imposibilitado a los vecinos beneficiarios de la asistencia social sumar a sus bolsillos lo obtenido a través de changas y trabajos super precarios que realizan y el Estado no los compensa por esta falta de ingresos. 

A este cuadro se le suma que tan solo el 30% de los vecinos paceños tiene red de agua potable y solo el 20% red de cloacas. Una infraestructura totalmente en crisis.Mientras tanto, el municipio sigue negando la partida de alimentos a los comedores y merenderos de los barrios populares. 

Alberto Fernández, el gobernador Axel Kichillof y el intendente Mario Ishii no pueden mirar para otro lado. La responsabilidad del Estado es total: luego de que durante 14 días nos pidieran a los vecinos que nos quedemos en casa, hoy los gobernantes expusieron a 20.000 vecinos paceños, muchos de ellos población de alto riesgo como los jubilados, a contraer y contagiar el virus. 

Las consecuencias de la negligencia en términos preventivos, estratégicos, se verán en las próximas semanas, cuando se ha puesto en riesgo a miles de jubilados y trabajadores ocupados y desocupados de nuestro distrito. No nos olvidemos que hace pocas horas ha sido el mismo intendente Ishii quien vociferó que en José. C. Paz pueden morir entre 4 mil y 5mil personas si se propaga el coronavirus.

Desde el Partido Obrero hacemos totalmente responsable al Estado municipal, provincial y nacional y a las entidades bancarias por una posible propagación y profundización de la crisis sanitaria en el distrito. 
Exigimos que el municipio cumpla con el refuerzo prometido en la entrega de alimentos y artículos de higiene para barrios, merenderos y comedores populares.

Mientras tanto, seguimos peleando por un seguro al parado de $30.000 y redoblamos el llamado a constituir comités de higiene y seguridad, conformados por los vecinos paceños que tomen en sus manos el manejo de la cuarentena y la exigencia de que el municipio garantice que a ningún vecino le falten los productos y alimentos necesarios para la subsistencia y la salubridad. 
 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios