fbnoscript
5 de abril de 2020

José Trento Vidrios: despidos y suspensiones masivas en Malvinas Argentinas

El 2 de abril la empresa José Trento Vidrio S.R.L despidió a 7 trabajadores y suspendió a la totalidad de la planta, esto incluso a pesar del DNU que prohíbe despidos y suspensiones.

Los trabajadores de la planta de procesamiento de vidrio plano para la construcción, José Trento Vidrios, ubicada en el distrito de Malvinas Argentinas, amanecieron el día 2 de abril con la noticia de que han sido sumados a la larga lista de despedidos durante la pandemia de Covid-19.

La patronal sostuvo los despidos sobre la falta de trabajo. Son 7 los trabajadores que durante la mañana del 2 de abril han recibido carta Ddocumento donde se les notifica que han sido despedidos desde el 31 de marzo, con fecha de emisión del día 27 del mismo mes. De este modo la patronal pretende burlarse del frágil y limitado DNU promulgado el 1 de abril por el Poder Ejecutivo nacional.

Dos de los despedidos son delegados de SATIVA afiliados a la CTA Autónoma. En comunicación con varios medios zonales los trabajadores despedidos, que forman parte del cuerpo de delegados, aducen persecución política de la patronal.

No satisfechos con dichos despidos, además, la empresa procedió a suspender a la totalidad de la planta de trabajadores hasta el 13 de abril. La ilegalidad en la que incurre la empresa coincide con su crueldad hacia los trabajadores: los suspendidos fueron notificados de esta medida sin ninguna formalidad por medio de mensajes de WhatsApp. 

Estos despidos no son los primeros ni serán los últimos durante la cuarentena oficial.  Lo ocurrido en Trento Vidrios en Malvinas Argentinas se suma a  los 1.450 obreros de Techint en conciliación obligatoria, tercerizados de Aerolíneas, municipales de la orquesta de José C. Paz, 56 trabajadores estatales de Educación en La Plata y municipales de la misma ciudad, un centenar de empleados de Vía Bariloche, 60 trabajadores de la cadena Cinemark, más de un centenar de gráficos y periodistas de Publiexpress e Ipesa, y la lista sigue. Las patronales se la rebuscan para no perder ningún tipo de ganancia durante la pandemia evitando el costo de sostener a los trabajadores que deben guardar cuarentena.

Esta larga lista deja en claro las limitaciones del decreto que prohíbe despidos y suspensiones, y que no garantiza la continuidad de los puestos de trabajo. La prohibición de despidos y suspensiones debe tener retroactividad y sostenerse hasta fin de año; se debe garantizar la continuidad de los puestos de trabajo, las condiciones de higiene y seguridad bajo control de los trabajadores y los salarios no sufrir percibir ningún tipo de descuento.

Desde el Partido Obrero y la Coordinadora Sindical Clasista nos solidarizamos con los trabajadores de Trento Vidrios y nos ponemos a su disposición. Reclamamos la incorporación inmediata de todos los trabajadores a sus fuentes de trabajo y rechazamos las suspensiones sin goce de sueldo.


 

 

Compartir