fbnoscript
25 de mayo de 2020

Salta: el gobierno de Sáenz reprime y desaloja a 500 familias sin techo

Se multiplican por miles las familias asentadas.

En el último mes, cerca de dos mil familias ocuparon al menos cinco predios en la ciudad de Salta, en su mayoría tierras fiscales. La masividad de las ocupaciones y la ausencia de una política habitacional por parte del gobierno provincial de Gustavo Sáenz habían bloqueado hasta anoche los desalojos.

Pero este domingo 24, a las 22 h, decenas de policías desalojaron en un procedimiento ilegal a cerca de 500 familias en la primera etapa del Barrio Solidaridad, en la zona sudeste de la ciudad de Salta.
 

En el resto de los asentamientos los cordones policiales impiden que se armen construcciones precarias. La mayoría de las familias están con carpas, en días en los que hemos tenido las temperaturas más bajas del año y con las primeras heladas.

Sin plan de vivienda, Sáenz patea la pelota afuera

Finalizado el acto por el 25 de mayo, el gobernador Gustavo Sáenz hizo declaraciones en los medios acusando a “grupos políticos” de incentivar las ocupaciones. Como lo hicieran sus antecesores, el gobernador busca sacarse su propia responsabilidad de encima.

La causa de esta explosión de ocupaciones es que en los últimos dos años no se ha iniciado la construcción de ninguna nueva vivienda por el Instituto Provincial de Vivienda (IPV). La última compra de tierras por parte de Tierra y Hábitat, organismo que ya no existe, fue en el 2014, y los vecinos tuvieron que esperar hasta el 2018 para que se realice el loteo y se conecten los servicios.

Sáenz no tiene ningún plan para construcción de viviendas o entrega de lotes con servicios. Este es el informe que recibimos de los propios funcionarios del IPV, en la reunión que tuvimos el 22 de mayo pasado junto a los vecinos movilizados que ocupan un terreno en la zona de Barrio Justicia, también al sudeste de Salta capital.

Fernández tampoco tiene un plan

Por parte del gobierno nacional, el Programa Argentina Construye supone 2.000 lotes y 5.000 viviendas para todo el país, cuando solo en Salta se necesitan 70.000 viviendas (30.000 en la capital).

La política de Sáenz es de “vivienda cero” y la de Fernández con el “Argentina Construye” es una gota en el océano.

El valor de los terrenos y de la vivienda en Salta es de los más caros del país, porque en el uso del suelo urbano domina la especulación inmobiliaria. Si a esto le sumamos que el 45 % de las familias son pobres y que de ellas el 8% (unos cien mil salteños) son indigentes, encontramos por qué la ciudad tiene hoy uno de los más altos indicadores de hacinamiento, con tres o más familias por vivienda.

Un programa para luchar por el derecho a una vivienda

Proponemos unir a todos los sin techo en una sola lucha. El derecho a la vivienda está primero, más todavía en medio de una cuarentena, en la que vivir hacinado plantea un grave problema de salud.

Desde el Partido Obrero venimos luchando desde hace años por la expropiación de tierras, como las 100 hectáreas de Pereyra Rozas, que durante años estuvieron vacías esperando la oportunidad de un negocio a cinco minutos del centro de la ciudad, y en donde hoy se construyen viviendas.

En la ciudad todavía hay cientos de enormes terrenos ociosos desocupados, cuyos dueños están especulando para que aumente el precio. Exigimos al Estado un plan de viviendas populares sobre la base de la expropiación de los mismos, así como de la inmediata urbanización de los lotes fiscales para entregarlos a sus actuales ocupantes.

Planteamos la conformación de una comisión de vecinos sin techo, elegidos en asamblea para fiscalizar la entrega de lotes urbanizados y viviendas. Los conocidos actos de corruptela, que sistemáticamente se han producido con la entrega de tierras, reclaman una organización fiscalizadora autónoma de los beneficiarios.

Reclamamos la constitución de un fondo de financiamiento sobre la base de un impuesto de emergencia a los grandes patrimonios, como hemos planteado desde la banca de Claudio Del Plá en la Cámara de Diputados, para ser aplicado a la concreción de estos reclamos.

¡El gobierno debe expropiar tierra para lotes con servicios y viviendas populares ya!

¡Basta de represión! Que el gobierno de respuesta a los sin techo.

En esta nota:

Compartir