fbnoscript
1 de junio de 2020

Schiaretti quiere un Estado policial

Por Soledad Díaz García Legisladora del PO-FIT

Esta mañana el gobernador de Córdoba brindó una conferencia con funcionarios de salud, la cual tenía como eje informar, supuestamente, sobre la situación epidemiológica. Después del informe ministerial, Schiaretti se lanzó con un fuerte discurso que tiene como objetivo redoblar el autoritarismo del Estado en contra de las libertades esenciales de la población trabajadora.

Textualmente dijo: “el Estado tiene que tener la mirada, saber lo que pasa y saber también lo que puede pasar con las medidas que tome y esa responsabilidad de saber lo que puede pasar no la tiene la sociedad civil; la sociedad civil en su conjunto sabe y mira lo que pasa, pero no tiene la mirada de lo que puede pasar porque no tiene los datos científicos con los cuales sí cuenta el Estado. Y esto es lo que sin dudas después de setenta días de cuarentena origina tensiones, origina reclamos, es lo que origina ciertas movilizaciones que uno observa en todos lugares del mundo”.

Y a renglón seguido agregó: “lo que hay que hacer, hay que entender esta situación y los Estados deben cuidarla y deben encausarla y deben garantizar también que cualquier acto de tensión, hasta de protesta, se pueda desarrollar sin afectar las reglas sanitarias vigentes”.

El discurso de Schiaretti, de esa forma, se centró en atacar las grandes movilizaciones que comienzan a protagonizar las y los trabajadores en la provincia, que forman parte de la respuesta popular que se desarrolla a nivel nacional e internacional, contra las políticas de ajuste y represión que imponen los gobiernos capitalistas. El uso del aislamiento para fines autoritarios no es nuevo. Hace dos semanas el gobierno decretó una marcha atrás en la flexibilización con el objetivo de realizar el robo más grande de la historia de la caja de jubilaciones.

En Córdoba se han reprimido y perseguido todas las luchas obreras y populares, como sucedió con las y los trabajadores de Jesús María, repartidores, UTA y Suoem. Es una política que desplegaron las fiscalías adictas al gobierno, que ha sido ampliamente defendida por el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, y que ahora es ratificada por Schiaretti. Cuando el gobernador dice que la sociedad no tiene la responsabilidad y no sabe lo que puede pasar, está preparando una actuación más autoritaria del Estado. Por eso se opone a las movilizaciones y anuncia que las reprimirá con la misma excusa que lo viene haciendo hasta ahora. Schiaretti quiere un Estado policial. El elogio a las fuerzas armadas y policiales tampoco es casualidad.

En todo su discurso Schiaretti repitió varias veces que la población ha perdido libertad de reunión y movilización. Expresamente insistió: “… vamos de esta manera cuidando la democracia, es momento donde se cercena la libertad; porque hay una pandemia, uno nunca puede perder de vista la necesidad de cuidar la democracia, nunca puede caer en el riesgo de tener actitudes autoritarias, por eso siempre debe convencer a la sociedad de auto limitarse en las libertades”.

La afirmación tiene el objetivo preciso de redoblar la presión sobre el pueblo para que no se movilice, mientras sí tiene que asistir de cientos y de a miles a lugares de trabajo que no son esenciales, como lo que sucede en las grandes automotrices.

Desde el Partido Obrero-FIT defendemos un programa para enfrentar la pandemia por medio del aislamiento en las actividades no esenciales, testeos masivos, la centralización del sistema sanitario y el aumento del presupuesto de salud. También denunciamos que con hambre, despidos y recortes salariales no puede haber cuarentena.

Del mismo modo defendemos todas las libertades de las y los trabajadores, en especial el derecho a luchar, como están haciendo todos los pueblos del mundo, especialmente en Estados Unidos. Y repudiamos el gobierno policial de Schiaretti y el autoritarismo del Estado capitalista, que pretenden descargar la crisis capitalista sobre las espaldas de las y los trabajadores.

 

En esta nota:

Compartir