fbnoscript
14 de abril de 2005 | #895

¿Quién es el más represivo? Yo. No, yo

El bloque del PJ y el gobierno provincial armaron una burda maniobra para evitar la interpelación del ministro de Gobierno, el secretario de Seguridad y la ministra de Educación. Organizaron una reunión a puertas cerradas, a la cual la oposición fue convocada 15 minutos antes. El PO rechazó la invitación, denunció la maniobra y colocó su proyecto de pedido de interpelación para que fuera debatido el martes, lo que finalmente ocurrió. El PJ rechazó el pedido de interpelación.
 
El debate, postergado por las dos borradas del bloque del PJ, se desarrolló con cientos de docentes en la puerta de la Legislatura, quienes además impusieron el ingreso de los los delegados departamentales al recinto.
 
En el debate, el PO denunció que la represión del viernes 1 había sido premeditada, al igual que las detenciones de sus legisladores. La sistemática persecución contra la bancada del PO, por parte del Poder Ejecutivo, tiene su antecedente en la agresión a Pablo López el 5 de octubre de 2004, que se encuentra en la Justicia. Los legisladores obreros defendieron la lucha histórica de la docencia y sus métodos. Denunciaron el permanente intento del gobierno de desmoralizar a los docentes a través de los aprietes y el descuento de los días de huelga. Además, acompañaron todos sus planteamientos y denuncias con proyectos de leyes, como el que garantiza el básico de 750 pesos, o el que reclama que el descuento realizado a la dieta de los diputados del PJ por faltar a dos sesiones sea depositado en la cuenta para el fondo de huelga. La propuesta había partido de los propios docentes, que la acompañaron con miles de firmas.
 
El PJ respondió poniendo en tela de juicio el accionar de los diputados del PO, ganándose el abucheo generalizado de los docentes que se encontraban afuera. Pero alcanzaron la cumbre del grotesco cuando, ante las críticas de los diputados del PRS (del ex dictador Ulloa), se defendieron diciendo que no hacían más que copiar la represión, también contra los docentes, que había ejercido el gobierno del PRS en 1994. O sea que la Legislatura de la provincia era una cueva de represores. ¡Qué curso acelerado de "ciencia" política debe haber sido esta sesión para los delegados presentes de los docentes autoconvocados!
 
Por su parte, los kirchneristas de Unidos por Salta defendieron el aumento al básico que su propio presidente, Kirchner, se niega a muerte a otorgar, a la vez que se empeña en hacer levantar la huelga a través de los funcionarios de Educación que él manda desde Buenos Aires.
 
Finalmente, se aprobó un proyecto de declaración que llama a docentes y gobierno a encontrar una solución. Es decir que al final todos estaban de acuerdo. El único voto negativo fue el del PO, que sostuvo que el gobierno debe resolver la situación a través de la satisfacción de las reivindicaciones del magisterio.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios