fbnoscript
19 de septiembre de 2007 | #1010

Los candidatos de la inflación

Los Kirchner, por un lado, y la oposición de los Lavagna, Carrió y Murphy, por el otro, han salido a competir para ver quién está más ‘preocupado’ con la inflación.

Los que dicen ‘luchar contra la inflación’ están preparando un tarifazo.

Ya está pactado un aumento del 15% en la luz para antes de fin de año.

El resto vendrá ‘en cuotas’.

Del mismo modo, se dispuso un impuestazo inmobiliario en la provincia de Buenos Aires, y se prepara otro para el ABL en la Capital.

Los opositores patronales apoyan este tarifazo.

Alfonso Prat Gay, hombre de la Banca Morgan y ministro de Economía por Carrió, le agrega también la eliminación de los impuestos a la exportación de cereales y carnes (retenciones), lo que disparará, aún más, el precio interno de todos los alimentos.

El único ‘precio’ que quieren ‘estabilizar’ es el salario.

Para eso están armando un ‘pacto social’ con Techint y Moyano, con Aluar y Cavallieri, con el Banco Macro y Zanola, con la Apyme de la ‘flexibilidad’ laboral y Yasky.

El coro ‘antiinflacionario’ de Cristina y sus ‘opositores’ clama también por la reducción del gasto público.

¿Pretenden acaso reducir los subsidios multimillonarios a las privatizadas, o el que demanda la deuda externa de 160.000 millones de dólares convalidada por Kirchner y Lavagna?

De ningún modo: además le agregarán el pago de la fraudulenta deuda con el Club de París y con los ‘fondos buitres’ que no entraron en el canje.

Reducir el gasto público significa, para los candidatos de la ‘burguesía nacional’, reducir los recursos a los hospitales, las escuelas, las universidades públicas y la vivienda popular.

Dicen que están ‘preocupados por la inflación’, pero el Banco Central acaba de inyectar mil millones de pesos a los bancos que, en plena crisis financiera internacional, están fugando capitales al exterior.

Los ‘campeones de la estabilidad monetaria’ no han abierto la boca ante este descalabro.

En el colmo de las imposturas, Kirchner acaba de denunciar que sus ‘opositores’ quieren “una recesión interna”.

¡Es, sin embargo, lo que propone su esposa candidata digitada cuando anuncia un “ajuste fiscal” en todos los foros capitalistas!

El presupuesto de 2008 no prevé aumentos para jubilados.

Los Kirchner, Carrió o Lavagna preparan un golpe contra el pueblo.

Al cepo salarial lo llaman “estabilidad de precios”.

A los tarifazos e impuestazos que se vienen, los llaman “sinceramiento”.

Por un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar.
Por el 82% móvil para los jubilados.
Ajuste de los salarios por inflación.
Abrir las cuentas de los bancos.
Control de cambios y del comercio exterior.
Unidad Socialista de América Latina.
 

Compartir

Comentarios