fbnoscript
10 de octubre de 2007 | #1013

Orán: Histórico triunfo en la lucha por la vivienda

Por Rubén Tolay
Candidato a Concejal de Orán

Cuando decíamos en Prensa Obrera N° 1.012 que la lucha por la vivienda en Orán puso en vilo al Senado, no exageramos ni un poquito.

El pasado jueves 4, el Senado tuvo que insistir por unanimidad con la ley de expropiación del nuevo asentamiento, rechazando el veto de Romero. Esto constituye, sin duda alguna, un enorme triunfo de los vecinos de este asentamiento y de su método de asamblea y elección de voceros por manzana.

Ha sido además un gran golpe a la política de mano dura de Romero contra los asentamientos. Romero venía de desalojar brutalmente el asentamiento Divino Niño Jesús en la capital y se apresta a desalojar los recientes asentamientos de Tartagal.

Como en la semana anterior, una delegación de voceros se llegó hasta la ciudad de Salta y una multitud se colocó al costado de la ruta en Orán a la espera de la sanción de la ley.

Al conocerse la noticia de la sanción definitiva de la ley la ruta se convirtió en una verdadera fiesta popular. No es para menos.

El rechazo al veto de Romero tiene un antecedente en la ley del PO, que prohíbe la transferencia a los bancos de las hipotecas de las viviendas populares.

Los senadores

Una semana antes los senadores se habían negado a aprobar la ley aduciendo que no había un dictamen de comisión, lo que formalmente impedía el tratamiento.

Pero fue evidente que se trataba de una maniobra para ver si podían trasladar el asentamiento cerca del basural. En la misma sesión se aprobaron inmediatamente un par de proyectos de ley de expropiación en otras localidades.

Los voceros de la lucha presentes en el recinto hicieron una gran experiencia y sacaron muchas conclusiones sobre cómo funciona esta cueva de las oligarquías departamentales.

Cómo seguimos

Este gran triunfo ha desbaratado las maniobras que urdieron tanto el gobierno como sectores opositores, para desarticular al movimiento. La de Lara Gros, candidato a Intendenta de Urtubey, en Orán, que una semana antes había dicho que ya todo estaba aprobado y que no hacía falta movilizarse. La de la CTA, que junto al gobierno quería llevar gente a cuatro manzanas y armar una cooperativa de vivienda. El asentamiento tiene 29 manzanas.

Por esto el triunfo ha fortalecido a los vecinos del asentamiento y ha animado a gente de distintas barriadas a salir a luchar por sus reivindicaciones pendientes. Más de la mitad de los barrios oranenses son asentamientos sin títulos de propiedad. Hay que aprovechar el empujón para fortalecer y terminar de constituir una gran coordinadora de la vivienda, incluso de alcance provincial.

Con la victoria alcanzada los vecinos van con todo sobre el municipio para que se instalen inmediatamente los servicios.

Los vecinos tienen claro, además, que todavía falta que se ponga el dinero para que se concrete la expropiación y que luego de las elecciones seguirán las maniobras para trasladarlos. Pero están fuertes y con un espíritu combativo impresionante.

Vamos con todo por el derecho a tener un lugar donde vivir.

En esta nota:

Compartir

Comentarios