fbnoscript
12 de diciembre de 2007 | #1021

Orán, Ingenio Tabacal: explotador y asesino de menores

Por Corresponsal

Una importante movilización recorrió las calles de Orán; la protagonizaron, junto con el Partido Obrero, los padres, familiares y amigos de Ariel Colque y Horacio Saldías. Ariel y Horacio son dos menores (de 15 y 17 años, respectivamente) que trabajaban, como otros cientos de menores, para contratistas del Ingenio San Martín del Tabacal.

A mediados de noviembre pasado, sufrieron un accidente mientras trabajaban; Ariel murió de inmediato y Horacio sufre cuadriplejia múltiple. El capataz de la empresa huyó sin prestar atención a los pibes accidentados.

En la misma situación de Ariel y Horacio trabajan unos 1.800 menores: en negro, para contratistas tercerizados, sin ningún beneficio social. Cobran 13 pesos por una jornada de 8 horas de un trabajo agotador; trabajan sin ropa adecuada, sin cascos, guantes ni condiciones de seguridad e higiene elementales. No tienen ninguna seguridad laboral ya que la contratación es “por día”; los salarios se pagan con atrasos considerables.

El Ingenio terceriza todos los trabajos para facilitar la explotación de grandes contingentes obreros.

El caso de Ariel y Horacio trae al primer plano el extensivo uso del trabajo infantil en el Ingenio, que denunciara el año pasado la concejal del PO Josefa Cardozo. “Ahora el Ingenio no puede negar que trabajan menores de edad en negro, como veníamos denunciando”, dice Josefa Cardozo, maestra y concejal del PO” (Clarín, 10/12). Por esta denuncia, dos contratistas del Ingenio presentaron un pedido de expulsión de Josefa del Concejo Deliberante, que fue respaldado por varios concejales del PJ.

El Ingenio, que es propiedad de la norteamericana Seabord Corporation, pretendió que los menores no se encontraban trabajando, lo cual fue desmentido por tres chicos que sobrevivieron al accidente. Al mismo tiempo, intentó descargar la responsabilidad sobre los contratistas. Desde el punto de vista legal y de todo el régimen laboral instaurado, la patronal del Ingenio es plenamente responsable del trabajo infantil y del accidente.

Ariel y Horacio no son los primeros pibes muertos en el Ingenio. El año pasado, un escuadrón de la empresa de seguridad privada que custodia el Ingenio mató a golpes a Fabián Pereyra (de 19 años) y torturó a otros, cuando intentaban llevarse algunas naranjas.

El Ingenio puede realizar todas estas tropelías porque sus “amigos” gobiernan Orán y Salta. La intendencia de Orán, está en manos del asesor legal del Ingenio, el renovador Lara Gros. El intendente designó en su gabinete al abogado defensor del Ingenio en el caso del asesinato de Fabián Pereyra. Pocos días antes de irse, el ex gobernador Romero, por decreto, benefició al Ingenio con nuevas exenciones impositivas. El flamante ministro de Desarrollo Económico de Urtubey, renovador, dijo que su “modelo de producción” es el del Ingenio El Tabacal.

El Ingenio sigue ganando “amigos”. En su primer día de gobierno, el gobernador Urtubey avaló la resolución de Romero que expulsa a una comunidad guaraní de sus tierras ancestrales en “La Loma” para permitir su desmonte y explotación por el Ingenio (Agencia Walsh, 11/12).

Reclamamos:

Basta de trabajo infantil. Basta de trabajo en negro. Plan de becas para que los jóvenes de Orán puedan estudiar. Juicio y castigo a los responsables de las muertes en el Ingenio.

Compartir

Comentarios