fbnoscript
17 de enero de 2008 | #1024

Clarín y “la justicia” contra el derecho de huelga

Gravísimo: un juicio a la lucha de la clase obrera
En lo que constituye un antecedente gravísimo para todo el movimiento obrero, luego de seis sobreseimientos apelados por la patronal a lo largo de tres años, Clarín ha logrado que se procese a nueve delegados por la huelga de agosto de 2004 en la empresa Artes Graficas Rioplatense (AGR). La sala VIII del fuero penal aumentó, además, el embargo preventivo a los obreros procesados de 20.000 a 40.000 pesos.
 
Se acusa a los delegados de "usurpación", "daños", "privación ilegítima de la libertad", "hurto" y "amenazas". Un absurdo y un claro caso de penalización del derecho de huelga. Es que toda huelga efectiva, en la medida que paraliza el desarrollo de la producción, implica un "daño"; la realización de asambleas sería "usurpación", los obreros sufrirían de "autosecuestro" o un secuestro de las bases por parte de sus representantes gremiales.
 
Los trabajadores que estuvimos en aquella gran huelga recordamos que fue votada por unanimidad en los tres turnos.
 
La bronca contra el turno diferido (violatorio del descanso de sábado y domingo que establece el convenio gráfico), los cacheos a la salida, las instalación de sofisticadas cámaras en los sectores de producción y la miseria salarial eran de tal magnitud que la huelga comenzó un domingo a la noche con muchos compañeros que estaban haciendo horas extras. Pretender que diez obreros secuestran a 290 es, además de una injusticia escandalosa, una tremenda estupidez.
 
En el mismo sentido, recientemente el compañero Zavaglia tuvo un fallo en contra en el fuero laboral: "Fallo ejemplar contra huelga salvaje", tituló Ambito Financiero. El fallo también se basa en argumentos anti-huelga por lo que ha sido apelado por el compañero ante la Corte Suprema.
 
Desde hace años la empresa impide la entrada de cuatro delegados de la Comisión Interna y de Pablo Viñas, congresal de la Lista Naranja, quienes están reclamando (en un juicio "sumarísimo" desde hace tres años) su reinstalación. El Grupo Clarín ha dilatado el caso en los tribunales.
 
Clarín se está convirtiendo en Argentina en el símbolo de la persecución gremial. Años atrás había despedido masivamente a trabajadores y delegados del sector prensa en la redacción (Tacuarí).
 
Llamamos a los gráficos y a todo el movimiento obrero a pronunciarse por la defensa de la libertad sindical en AGR y en todas las empresas del Grupo Clarín.
 
La Comisión Directiva del sindicato gráfico, a pesar de tener a miembros de su lista entre los damnificados, jamás tuvo una política de movilización ni denuncia frente a esta escandalosa persecución; ni siquiera convoca a una conferencia de prensa. La Naranja Gráfica se "carga" esta lucha al hombro y llama a toda la clase obrera a transformar el sobreseimiento de los compañeros en una bandera de conjunto, en la medida que constituye la defensa del derecho de huelga.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios