fbnoscript
28 de febrero de 2008 | #1027

Escobar ¿Vamos a dejar que esto pase?

Por Corresponsal

El jueves 14 de febrero la familia de un ex concejal del Frepaso fue bárbaramente golpeada por efectivos de la Bonaerense y de la guardia de seguridad de TBA. Jorge, el papá, fue llevado a fuerza de golpes y culatazos a la comisaría de Maquinista Savio, partido de Escobar, acusado de desacato y resistencia a la autoridad y detenido allí hasta el viernes a las 19 horas. El temor a una movilización adelantó su libertad.

¿Cuál fue el "delito" de la familia de Jorge?

Llevar una bicicleta en el tren.

La formación no tenía furgón. La empresa TBA, que está obligada a llevar furgón en cada uno de los trenes, ha decidido eliminarlos "para evitar que el tren se llene de cartoneros".

¡Qué tal! A los trabajadores se les impide circular con su bicicleta, que es el único modo de desplazarse para una inmensa masa de compañeras y compañeros que ganan menos de la mitad de la canasta familiar y que, en la mayoría de los casos, forman parte de casi el 50 por ciento de los trabajadores que esta en negro.

TBA, junto a otras empresas ferroviarias, ha eliminado el Tren Blanco y ha puesto camiones que responden a las empresas que se dedican al negocio capitalista de la basura y que dejan al cartonero en tierra, obligándolo a desplazarse por sus propios medios y alejándolo del control del producto de su trabajo (todo esto es política oficial de los gobiernos de la Nación, la provincia y la Ciudad).

Los ejecutores y los cómplices, la Bonaerense y la seguridad de TBA, actuaron con los métodos de la dictadura militar, sin que un fiscal o un juez tomara cartas en el asunto, ni frente a la golpiza ni frente a la detención.

Naturalmente, la empresa TBA actúa con este nivel de impunidad contra los trenes "de los pobres" porque cuenta con la anuencia del gobierno nacional (del que recibe, además, una masa de subsidios).

Lo ocurrido en el tren forma parte del despliegue represivo del gobierno Scioli, que, sólo en la zona, ha significado la militarización de la fábrica Dana, el asesinato de Sonia Colman (por gatillo fácil) y que ha planteado, de conjunto, darle "más poder de fuego" (aún) a la Bonaerense.

Un hecho de esta naturaleza no ha motivado siquiera una palabra de condena del Concejo Deliberante de Escobar.

El Partido Obrero denuncia la represión en TBA y reclama:

  • Furgones en todas las formaciones o libre circulación con bicicletas en el tren.
  • Reposición del Tren Blanco.
  • Elección de una Comisión de Seguridad e Higiene por trabajadores ferroviarios y usuarios con poder de veto sobre el funcionamiento de cada una de las formaciones.
  • Separación de todos los efectivos de la Bonaerense y la seguridad privada responsables de la represión contra la familia agredida.

Para hacernos respetar, no hay otra que la movilización.

Con estos planteos el Partido Obrero desenvolvió dos jornadas de agitación; en Savio y Garín el jueves 21 y en Belén de Escobar, frente a la Fiscalía, el viernes 22.

 

En esta nota:

Compartir

No cars.

Comentarios