15/07/2004 | 859

A 10 años del ataque terrorista a la Amia

El próximo 18 de julio se cumplen 10 años del más bárbaro de los atentados realizados bajo la tutela del Estado: el atentado a la Amia.


En este nuevo aniversario, la impunidad de este crimen recrudece con toda su fuerza.


Todas las políticas y maniobras realizadas por el Estado argentino y sus socios internacionales durante estos 10 años tienden a consagrar la impunidad. Fuimos testigos de los esfuerzos por ocultar las responsabilidades criminales del conjunto de los poderes del Estado, acusando exclusivamente a un grupo de delincuentes que, con y sin uniforme, están vinculados a la Policía Bonaerense, a la Federal y a los Servicios de Inteligencia del Estado mismo.


El Poder Judicial, el Legislativo y cada uno de los gobiernos se esforzaron por construir y llevar ante un juicio fraudulento esta “historia oficial”, ocupándose de sostenerla y negando su carácter encubridor. Ahora, el Estado se apresta a ponerlos en libertad, desvinculando formalmente a sus “instituciones” de cualquier responsabilidad criminal.


El gobierno Kirchner ya abandonó cualquier intención de perseguir a la “conexión local” mientras refuerza el reclamo de sus socios internacionales de alineamiento con el eje Bush-Blair-Sharon en el marco de la guerra. Es el mismo gobierno que prometió superar la “vergüenza nacional” que significó el atentado y su posterior encubrimiento. Es el mismo gobierno que promete ahora perseguir la “verdad histórica”, mientras mantiene cerrados los archivos secretos del Estado donde se esconde esa verdad. No sólo oculta los archivos secretos y la verdad de la responsabilidad criminal del Estado y sus socios internacionales: la administración de esos archivos está en manos de las mismas fuerzas de seguridad e inteligencia involucradas en el ataque y su posterior encubrimiento.


La impunidad es el resultado de esta política de Estado. Por ello mantienen los archivos cerrados. Los familiares de las víctimas del gatillo fácil, de los desaparecidos, de la violencia institucional, los familiares de las víctimas del Puente Pueyrredón, de Río Tercero o de los más recientes crímenes de Lucena y Cisneros, pueden ver su propia imagen en el espejo de la Amia: la impunidad de las políticas de Estado pulveriza toda ilusión de justicia.


La descomposición del Poder Judicial y de los aparatos de seguridad del Estado (policías Bonaerense y Federal, Servicio de Inteligencia), y el empantanamiento de las políticas de seguridad del gobierno encuentran su expresión más concentrada en el crimen de la Amia, verdadero acto de terrorismo de Estado, al igual que los crímenes antes mencionados.


Al cumplirse un nuevo aniversario de este crimen, las organizaciones de familiares y amigos de las víctimas de Amia y de la impunidad, organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos y estudiantiles abajo firmantes, convocamos a toda la sociedad a participar del acto público a realizarse el próximo 18 de julio a las 15 hs, en Plaza de Mayo, bajo las siguientes consignas:


• El Estado es el responsable de la masacre de la Amia.


• ¡Que abran los archivos secretos!


• Basta de impunidad. Castigo a todos los culpables.


• Por una Comisión independiente del Estado que juzgue y castigue sus responsabilidades criminales.


Convoca: Apemia (Agrupación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la Amia)


Se suman a esta convocatoria: Organismos de Derechos Humanos (Correpi, Ladh, Comisión de DDHH de la Asociación Argentina de Actores, Comisión de Derechos Humanos Asamblea Nacional de Trabajadores –ANT–, Asociación de Profesionales En Lucha).


Organizaciones sociales: Bloque Piquetero Nacional (MTR, Cuba, Polo Obrero, UTL, UTDO, MTL), Asamblea de Plaza Congreso.


Organizaciones políticas: Partido Comunista, Liga Socialista Revolucionaria, Organización Cultural “Razón y Revolución”.


Invitamos a todas las organizaciones a adherir a esta convocatoria: [email protected]

En esta nota

También te puede interesar:

Los servicios de inteligencia dominan la Justicia bajo todos los gobiernos.
Un aumento superior al 30% en el presupuesto de la AFI.
El hallazgo accidental de archivos de la última dictadura en la Agencia Federal de Inteligencia confirma la política de ocultamiento de todos los gobiernos.
Nos presentarnos como querellantes en la causa