01/09/2011 | 1192

Abajo el aumento del ABL

Macri pretende colar en el presupuesto 2012 un aumento del impuesto de alumbrado, barrido y limpieza (ABL). El gobierno argumenta que el impuesto se paga de acuerdo al valor fiscal de las propiedades, muy inferior al valor real de compra y venta de las mismas. Propone que la tasa se ajuste de acuerdo a un índice que se aproxima al valor real de las propiedades. Según Alvaro González, del PRO, «si se aplican las alícuotas actuales a estos valores, el impuesto se multiplicaría por doce». El gobierno pretende llegar «gradualmente» a esta aproximación.

El ABL lo pagan el conjunto de los que viven en la Ciudad, así alquilen o sean propietarios, así se trate de vivienda única o de titulares de varias propiedades. Los precios de la tierra en la Ciudad han ido en aumento durante los últimos años, como resultado de la especulación inmobiliaria. Y la compra de propiedades con los beneficios de la soja. El acceso a la vivienda popular se ha reducido y, en relación al salario, el valor de la vivienda se elevó considerablemente. La actualización al valor real de las propiedades del ABL le pone la frutilla al postre, porque tras la exacción extraordinaria que representa para los trabajadores costear los aumentos de la vivienda y el alquiler, ahora deberán sostener el aumento de impuestos acorde.

El «VIR» -el índice creado por el gobierno- toma como variable para la consideración del valor de la vivienda la posibilidad de construir en ella. O sea que le aumenta los impuestos a la familia obrera… como si ésta tuviera la posibilidad de construir con que cuentan los especuladores y las grandes constructoras. La política impositiva del macrismo grava el acceso a la vivienda de los trabajadores y no toca a quienes lucran con la especulación inmobiliaria. Mientras tanto, el macrismo ha desgravado, por ejemplo, a las empresas que se radicaron en el «polo tecnológico» de Patricios -incluso cuando éstas recurren al trabajo tercerizado y precarizado.

La oposición legislativa critica la «inequidad» del impuesto pero avala la necesidad de ajustarlo. Ningún bloque propuso la eliminación del ABL para la vivienda única.

Reclamamos la eliminación del ABL para la vivienda única hasta cierto monto y tamaño, y su reemplazo por un impuesto extraordinario a las grandes propiedades, a la propiedad ociosa, a los especuladores inmobiliarios y las constructoras.

En esta nota

También te puede interesar:

El "régimen de transición" anticipa aumentos permanentes, que hundirán más los salarios.
El Partido Obrero lo rechaza e impulsa la apertura de los libros contables de las empresas del sector.
Las declaraciones del ministro Martín Guzmán descartan otro rumbo que no sea la liberación de precios.
Nos organizamos en los barrios para impedir los cortes.