11/09/2008 | 1054

«Accidentes de trabajo» desde Santa Fe a Villa Constitución

Por Jaquelina Leleu UJS San Lorenzo

El pasado 4 de septiembre se llevó a cabo en San Lorenzo una marcha a Prefectura con más de 100 personas, en su mayoría jóvenes estudiantes y trabajadores, para exigir la inmediata búsqueda de Agustín, quien desapareció en el río Paraná hace ya más de un mes y medio.

En esta marcha participó la UJS junto con los familiares de Ramiro Burgueño, quien el 15 de noviembre de 2007, a los 23 años de edad, murió en un silo de Vicentín «tras quedar durante varias horas debajo de una montaña de oleaginosa que lo terminó por asfixiar. Como único elemento de seguridad, según denunció el sindicato de aceiteros, Burgueño tenía una soga que debía compartir con otros tres operarios» (El Litoral, 10/1).

También participó de la movilización Lucrecia Santillán, hija de Pedro Santillán, trabajador de la aceitera Buyatti, fallecido hace tres años por envenenamiento en la sangre, producido por los compuestos tóxicos insertos en la soja.

Ahora, nuestro próximo desafío, es impulsar la marcha del 15 de septiembre, a diez meses de la muerte de Ramiro Burgueño para exigir justicia.

Basta de depredación

La suma de estos familiares a la marcha no fue casualidad. Es el producto de la reactivación económica, que triplicó la producción cerealera en nuestro cordón industrial merced de jornadas de trabajo mayores a 12 horas, con más del 60% de trabajadores tercerizados y una mortal flexibilidad laboral. Como muestran las estadísticas, «hay 800 muertos por año en accidentes de trabajo, es decir que estaríamos en un promedio de casi 3 muertos por día y siempre vemos aquellos donde hay reacción de los trabajadores» (La Capital, 22/8).

Villa Constitución… «estamos en una mala racha»

Desde febrero hasta agosto del corriente año, la metalúrgica Acindar carga con dos muertes a causa de una explosión en uno de los hornos, y con ocho heridos. Recientemente, murió un operario más que trabajaba para una contratista de la empresa Acindar, luego de haber permanecido internado por 23 días como consecuencia de una intoxicación sufrida durante la reparación de una planta de reducción directa. Allí se habría provocado un escape de gases que produjo una intoxicación masiva en la que se vieron involucrados cerca de 20 operarios.

Ante esto, Paulón, secretario general de la UOM de Villa Constitución declaró: «Evidentemente el tema de la seguridad para nosotros es un tema prioritario y preocupante (…) pero estamos en una mala racha (…)».

Binner y la CTA

El jueves último, mientras en San Lorenzo marchábamos con los familiares de las víctimas de la depredación laboral (la mala racha de Paulón), en Santa Fe, paralelamente, con Binner a la cabeza, se cocinaba la ley de Comités mixtos de seguridad e higiene.

La CTA saluda fervorosamente el proyecto de ley, pero en la misma Villa Constitución existen ya esos comités mixtos (Acindar), en los últimos siete meses han habido tres muertos y 30 heridos.
Estos comités no tienen ninguna perspectiva porque son órganos de cooptación de la patronal.

Reclamamos:

* Comisiones independientes de las patronales, electas y revocables, que defiendan los intereses de los trabajadores y la población.

* Abajo la flexibilidad laboral.

También te puede interesar:

Ofrenda del régimen a la burguesía, con la complicidad de todos los bloques políticos y el respaldo de la burocracia sindical.
Un nuevo sistema de ingreso hecho a la medida del ajuste.
Impulsemos una campaña contra este atropello a las libertades democráticas de parte de la UCR, el Frente Progresista y el Frente de Todos en Rosario.