27/10/2016 | 1434

Acto de Atlanta: Córdoba en marcha


La movilización popular en la provincia de Córdoba, como hemos visto claramente en el movimiento de mujeres, contra los tarifazos, las luchas en salud y contra la armonización jubilatoria, y el nuevo crecimiento del movimiento de desocupados y barrial, así como también el proceso electoral de 2017, que ya se encuentra en pleno desarrollo,  prefiguran el desafío de un nuevo ascenso del Frente de Izquierda.


 


El miércoles 19 se desarrolló en la provincia la “jornada de lucha” de la CGT por la reapertura de las paritarias y contra la ley de recorte jubilatorio, que en varios sindicatos se estableció a modo de paro o abandono de tareas. Ese mismo día tuvimos el paro de mujeres, que concentró una movilización de más de 30.000 personas en toda la provincia. 


 


Luego de la jornada, la burocracia sindical de SEP (Empleados Públicos) y UEPC (Docentes) sólo insistió en el “bono”, desconociendo la voluntad de los trabajadores que ampliamente han resuelto en asambleas el reclamo de reapertura de las paritarias. Los grandes ausentes en la jornada fueron los gremios industriales como Smata, UOM y Alimentación, los cuales están recorridos por despidos y suspensiones. El gran Córdoba y Rio Cuarto se encuentran entre los aglomerados con mayor desocupación y trabajo en negro del país. El gobierno de Schiaretti no sólo no enfrenta la desocupación, sino que la promueve, garantizando la imposición de las suspensiones, los despidos, retiros y el cierre de fábricas.


 


Perspectivas electorales


 


El cuadro político provincial, de cara a las elecciones de 2017, puede favorecer el desarrollo del Frente de Izquierda. Cambiemos se presentará en un frente que incluye al PRO, UCR y el “progresista” Frente Cívico de Juez; por otro lado irá el gobierno provincial. Ambos vienen cuestionados por la aplicación del ajuste y las movilizaciones que lo rechazan. El kirchnerismo, que el año pasado quedó tercero con el 17% de los votos, se encuentra prácticamente disuelto y un sector se ha sumado al schiarettismo. El desarrollo de la crisis política, en el marco de una elección de medio término, coloca al FIT frente al desafío de consagrar una bancada en el Congreso por Córdoba. La elección del Partido Obrero en Deán Funes debe analizarse en esa perspectiva. El 23% obtenido y los cuatro convencionales, vienen a continuar el desarrollo desplegado durante 2015, cuando nos presentamos en más de veinticinco municipios, obteniendo resultados significativos en varios comicios, particularmente el 11% en capital.


 


 


La defensa y desarrollo del Frente de Izquierda por parte del Partido Obrero en la provincia, desplegando una fuerte acción política y de lucha, ha sido esencial. Defendimos desde un primer momento la conformación de bloque único legislativo del FIT, el cual conformamos con IS. 


 


Desde nuestra intervención parlamentaria hemos colocado un planteo frente a cada hecho político, que luego desplegamos en verdaderas campañas de agitación. Fue el caso de la lucha contra despidos y suspensiones, contra los tarifazos o frente al flagelo de los femicidios. También hemos ligado el trabajo parlamentario a reclamos de cada sector del movimiento obrero (RAR, Salud, entre otros). Nuestra acción en el interior la planteamos en los mismos términos.


 


La convocatoria del acto del FIT, es una oportunidad inmejorable para afianzar este desarrollo. Nuestras posibilidades políticas están ligadas, por supuesto, a la asimilación y a la experiencia de los trabajadores frente a los ajustadores nacionales y provinciales. Pero por eso mismo, nuestra agitación política debe realizarse en estrecha relación con las grandes reivindicaciones de la clase obrera, la juventud, la mujer y los desocupados. Ya comenzamos estableciendo una fuerte campaña política y de reagrupamiento, apuntando a convocar más de 600 compañeros al acto.


 


Ya han confirmado su presencia importantes activistas y delegados de docentes, salud, UTA, docentes universitarios, Suoem, Luz y Fuerza, UOM, Aoita, No docentes, Telefónicos y Alimentación, entre otros gremios.


 


Hemos resuelto una campaña específica de invitación con actos y agitaciones, sobre Smata, UOM y STIA, ligando la lucha contra despidos y suspensiones al desarrollo de una alternativa de izquierda. El Polo Obrero cordobés, que crece en las luchas por la vivienda y el trabajo, discute en sus asambleas la convocatoria. Lo mismo hará la UJS en las universidades de Córdoba, Rio Cuarto y Villa María, así como también entre los secundarios. Nos jugamos a replicar y extender la presencia del Plenario de Trabajadoras en el Encuentro de Rosario, cuya delegación de más de 200 compañeras fue la consecuencia de un intenso trabajo de agitación y organización sobre la cuestión de la mujer.


 


Vamos a invitar especialmente a las compañeras víctimas y familiares de violencia de género, a los integrantes de la Coordinadora de familiares de víctimas del gatillo fácil y otras organizaciones que se encuentran trabajando la Marcha de la Gorra, a los compañeros del movimiento de inundandos de sierras chicas, a los luchadores que echaron a Monsanto de Malvinas Argentinas.


 


Vamos a Atlanta a reforzar un nuevo salto de la organización política de los trabajadores, para que se transforme en alternativa política propia.

También te puede interesar:

Fue el pasado viernes por una convocatoria efectuada por el FIT-U.
José C. Paz jugó en el superclásico como puntero izquierdo
La realización condensa en cerca de cuatro minutos la energía de una jornada extraordinaria, que reunió a más de 20.000 personas por una alternativa política de los trabajadores.