03/10/1998 | 599

Acto por la cárcel a Angeloz

Más de 200 trabajadores concurrieron al acto callejero convocado por la Multisectorial de Córdoba y el Bloque de Gremios Cordobeses con las consignas de»apoyo a los trabajadores en conflicto y cárcel a Angeloz». Asistieron los despedidos de Trolecor, las despedidas del Paicor, los médicos de la Interhospitalaria y adhirieron la Junta Gremial Interna del Banco de Córdoba y la Corriente 1º de Mayo. Hablaron un delegado de la UTA, una compañera en nombre de AIUC (Docentes Universitarios), un representante del Sindicato de Desocupados y otro de la CTA. La Multisectorial se hizo presente con un documento (que reproducimos a continuación), que fue leído por el compañero Mario Díaz (secretario general de los Gráficos).


«La Multisectorial de Córdoba es convocante de este acto que tiene como reclamos el apoyo a los trabajadores en conflicto y la exigencia de la cárcel para Angeloz. Existe entre estas dos consignas una unidad. La lucha de los hospitales en defensa de la salud, de los despedidos del Paicor, de los bancarios, de los lucifuercistas, de los gráficos del Boletín Oficial y de los trabajadores de la actividad privada como los cerveceros, UTA, Fiat o Renault son la respuesta a la política antiobrera, de ataque a las condiciones de vida de los cordobeses, de la cual Angeloz fue un ejecutor. Angeloz es responsable de su propio enriquecimiento con fondos públicos pero también del enriquecimiento de empresarios, banqueros y funcionarios; es responsable de encubrir a los estafadores de los Bancos Provincia y Social y a los asesinos del senador Maders. El robó para sí y para la misma clase social para la cual sigue gobernando Mestre. Mestre ejecutó el inmenso negociado del Cecor, que rindió a los grandes tenedores que se quedaron con él, un rendimiento del 18% anual, el mayor negociado por referencia a cualquier otro título público del país. Mestre estatizó las deudas de los morosos del Banco Provincia y del Social. Mestre impuso el convenio Fiat-Smata, es decir, la reducción histórica del salario a todos los trabajadores de la provincia. O las ‘tercerizaciones’ que hoy están presentes en Renault, con el mismo propósito. O el enorme auxilio estatal bajo la forma de subsidios, eximición de impuestos e importación de partes y vehículos terminados —que es la verdadera cara del ‘boom de inversiones’ que el gobierno esgrimió como bandera.


«Es por eso que se está fraguando un pacto entre la Alianza, Menem, Mestre y el clero para liberar a Angeloz. El ex gobernador tuvo el respaldo político explícito de Primatesta, Alfonsín y Menem al iniciarse el juicio y Mestre ha dicho que Angeloz no tiene por qué preocuparse, que de acuerdo a cómo viene el juicio quedará absuelto. Mestre dejó correr el juicio cuando quiso embaucar a la población haciéndole creer que la ‘justicia’ sería ‘inexorable’ con los confiscadores del Estado y los trabajadores. De cualquier modo, Mestre es cómplice de Angeloz desde el momento que asumió el cargo, cuando aseguró que no estaba allí para investigar a nadie y dejó de lado toda denuncia del estado provincial contra su predecesor. La impunidad que pretenden para Angeloz es la impunidad para todos ellos.


«La absolución de Angeloz sería, en tal caso, el salvataje de uno de los responsables políticos de los que fundieron la provincia. Aun en el caso de que el ex gobernador y algunos testaferros se sumaran a los funcionarios que están en cana por defraudación, en cárceles de lujo y con condenas leves, quedarían en libertad todos los empresarios, en gran parte de la Fundación Mediterránea, que volatilizaron millones de dólares de la banca estatal cordobesa. Es decir, laclase social que se benefició de una deuda que aún al día de hoy no se sabe a cuánto asciende ni cómo se compone y que ‘pagamos’ con la reducción de salarios, los despidos y la destrucción de la salud y la educación públicas.


«¿Quién pagó y paga esta confiscación?


«Los trabajadores, con la ‘emergencia económica’, el cierre de hospitales y de escuelas, la flexibilización laboral y una desocupación que ha convertido a Córdoba en una de las ‘capitales’ de la pobreza.


«Por estas razones, Angeloz y sus cómplices deben ir presos, pero la lucha no puede detenerse en este punto. Es necesario actuar y movilizarse por la cárcel para Angeloz y contra el régimen político que está tramando su libertad y que es astilla del mismo palo. Es necesario movilizarse para que los capitalistas, no los trabajadores, paguen las cuentas de Angeloz y Menem: ni despidos, ni suspensiones, reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario; derogación de los convenios negreros; retiro de la reforma laboral; seguro de desempleo de 500 pesos para todo desocupado mayor de 16 años; aumento general de salarios.


«Como decíamos al principio, existe una unidad entre la exigencia de la cárcel para el vaciador de la provincia y las luchas que en Córdoba son diarias. En los últimos tres meses en Córdoba ha habido dos paros provinciales, la histórica ocupación de 105 días de la Cervecería Córdoba, el paro y los abrazos a los hospitales, cientos de movilizaciones. Estas luchas fueron brutalmente reprimidas y suscitaron nuevas movilizaciones que lograron la libertad de los compañeros presos. Pero no sólo en Córdoba se lucha: en Jujuy, los docentes universitarios, los secundarios de Buenos Aires, los organismos de derechos humanos, etcétera.


«Pero ninguno de los problemas por los cuales hemos salido se ha resuelto. ¿No son motivos éstos más que suficientes para continuar la lucha y, más aun, profundizarla? Exigimos el paro provincial y nacional y el plan de lucha, que la dirigencia sindical de la CGT y el Moas pegada a los partidos del sistema y al gobierno se niega a convocar. Impulsamos la unidad de los trabajadores, de los activistas y de las organizaciones obreras para que fijemos un plan de acción con independencia de los partidos patronales y de su Estado, en la defensa de los derechos y reivindicaciones del pueblo explotado.

También te puede interesar:

Menem y la resistencia obrera a las privatizaciones.
La lucha obtiene la reincorporación de los despedidos.
Pongamos en pie una agrupación independiente y de lucha.
Despidos, extorsiones y flexibilización extrema.
Las cámaras patronales en la Comisión de Trabajo de Diputados.