13/03/1997 | 530

Adelantan las elecciones para seguir encubriendo a los criminales

El gobierno de Castillo decidió adelantar inconstitucionalmente las elecciones provinciales para fines de abril, separándolas de las elecciones nacionales de octubre. Antes, intentó que fueran a fines de marzo, pero la protesta de la Iglesia porque coincidía con el domingo de Ramos, lo obligó a retrasar la fecha. Los punteros del Frente Cívico alegan que el adelantamiento es para aprovechar la tendencia de las encuestas, que le dan varios puntos a favor en relación al saadismo. Pero se trata sólo de un pretexto (las encuestas serían fraguadas) para ocultar la razón de fondo: sacar al proceso electoral del juicio por el crimen de María Soledad que se debe reabrir en el mes de mayo.


Como se recordará, el proceso anterior terminó en una grave crisis, con movilizaciones de masas en todo el país cuestionando al tribunal, y sólo se detuvo cuando todo quedó anulado, ante las evidencias de que era un tribunal ‘trucho’, que sólo se dirigía a perseguir a los testigos y a amparar a los verdaderos culpables.


La novedad de este proceso político electoral es que el Frepaso se presentaría independiente del Frente Cívico. Hasta el momento, las fuerzas que nacionalmente han formado parte del Frepaso, como el PSP, el PI, la DC, junto a otras locales, como Movilización, han integrado el Frente Cívico desde su fundación y han sido corresponsables de toda la política de vaciamiento financiero del Estado, de entrega del patrimonio minero a los pulpos internacionales y, por sobre todas las cosas, de haber servido de relevo del saadismo cuando el conjunto del régimen político se encontraba jaqueado por las movilizaciones de masas clamando justicia por el crimen de María Soledad. Que ahora hayan tomado la decisión de apartarse, tiene que ver con disputas internas por mayores cargos en el Estado y representación en la legislatura y los concejos.


El Frente Cívico es una coalición fuertemente digitada por la UCR. Mediante la insinuación de una presentación independiente, el Frepaso pretende forzar una negociación para que la UCR ceda mayores espacios. La máxima dirigencia de Movilización, con el vicegobernador Simón Hernández a la cabeza, viajó a Buenos Aires para reunirse con el Chacho Alvarez y evitar que el Frepaso se presente fuera del Frente Cívico; con cifras elocuentes de que el saadismo sería el ganador en esas circunstancias.


Por su lado, el saadismo aceptó el adelantamiento de las elecciones, no sólo porque está interesado en que el juicio de María Soledad sea ajeno a cualquier proceso electoral, sino también porque le ha dado el pretexto (por la falta de tiempo) para digitar todas las candidaturas en el PJ.


Como telón de fondo de este proceso está la crisis provincial, con un gobierno obligado por la bancarrota financiera a racionalizaciones permanentes en la administración pública. Uno de los sectores más afectados ha sido la educación, donde centenares de docentes han quedado en la calle y se han recortado conquistas, obligando al gremio docente, Ateca, a iniciar el ciclo lectivo con un paro de 48 horas. Otro sector es la sanidad, donde el gobierno pretende desafectar del presupuesto a los hospitales públicos, transformándolos en hospitales de ‘autogestión’, lo cual ya ha generado un proceso de organización y lucha en el hospital San Juan Bautista, el más importante de la provincia. En los pueblos del interior, los obreros municipales están preparando una marcha hacia la capital, porque todavía no han podido cobrar el aguinaldo y el mes de enero, como resultado de que el gobierno ha disminuido la coparticipación provincial.


El gobierno de Castillo se jacta de que en la provincia se están realizando las mayores inversiones productivas del país (Bajo la Alumbrera), pero esto no ha servido para sacar del quebranto a las finanzas del Estado, y de la postración a los pueblos que rodean al yacimiento, ni para que disminuyan los índices de desocupación y miseria general. La cantidad de docentes racionalizados supera a la cantidad de obreros y técnicos que trabajarán en el yacimiento cuando esté en marcha. Los enormes beneficios de la explotación serán embolsados y repatriados por los pulpos.


El gobierno del Frente Cívico, con sus aliados internos del Frepaso, y el saadismo, votaron en su oportunidad la rebaja de las regalías mineras y la exención de impuestos y tasas, en nombre de que los pueblos se iban a beneficiar de la infraestructura para poner en funcionamiento el yacimiento. Precisamente, son permanentes las quejas de las llamadas «fuerzas vivas» de los pueblos porque no existen esas mejoras en caminos, extensión de la red eléctrica y del agua, y sí numerosas las denuncias por daños ambientales y ecológicos.


Junto con esta crisis social sigue abierto el caso María Soledad, ahora acicateado con el caso Cabezas, que la población catamarqueña ha asociado como el caso María Soledad de Menem.


El PO de Catamarca denunció el adelantamiento de las elecciones y llama a los luchadores democráticos, a los sectores combativos de los sindicatos y los pueblos, y a los partidos de izquierda, a conformar un Frente de Trabajadores que sea un factor impulsor de la movilización independiente de las masas, y en el plano político electoral, a presentar listas de luchadores con una plataforma en la que se plantee una salida a la crisis provincial, mediante medidas que afecten los ingentes beneficios de las empresas que están construyendo la infraestructura del yacimiento de Bajo la Alumbrera, y la elevación de las regalías a sus niveles históricos (del 3% al 8%), lo que brindaría —cuando el yacimiento entre en funcionamiento— los recursos para rescatar la educación y salud públicas, imponer un seguro al desocupado e impulsar un plan de obras públicas y de fomento productivo agrario y minero.