07/01/2017

Ajustazo en el PAMI

El gobierno anunció que le quitará el subsidio social a los jubilados que cobren más de $8.500.
Por Jacyn


El gobierno acaba de anunciar que los jubilados que perciban una jubilación equivalente a 1,5 veces la mínima –hasta $8.500 mensuales- o tengan una prepaga, un automóvil de menos de 10 años de antigüedad, un segundo inmueble, un yate o un avión privado, serán excluidos del subsidio social del PAMI, que cubre el 100% del costo de los medicamentos.


La mención de yates, aviones privados y mansiones es una maniobra artera. Según la información consignada por el diario, los funcionarios detectaron apenas “2495 personas con embarcaciones a su nombre, 51 con aeronaves y otras tantas con más de una propiedad de lujo”, sobre un total de 1,6 millones de beneficiarios del subsidio social. Las opciones para un jubilado que cobra $8.500 son las de ser mantenido por sus hijos –que, según la última información del INDEC, cobran salarios promedio de $8.000-, complementar sus ingresos con la renta de una propiedad a su nombre o resignarse a vivir en la extrema miseria.


De este modo, la bancarrota de la obra social previsional será endosada a jubilados que no cubren un tercio de la canasta familiar. La “reparación histórica” significó una confiscación de las actualizaciones pendientes de los haberes, por la cual centenares de miles de jubilados estaban reclamando por la vía judicial. Ahora, quienes cobran la mínima, sufrirán este zarpazo. Según La Nación (7/1), el gobierno pretende ahorrar así $1.600 millones.


Todos los partidos que gobernaron son responsables de la quiebra del PAMI y del sistema previsional. Menem y Cavallo, en los años 90, rebajaron a la mitad los aportes patronales y congelaron la indexación de las jubilaciones. Los gobiernos K mantuvieron el régimen previsional heredado de los “neoliberales” y utilizaron las cajas del PAMI y de la Anses para pagar los intereses y las amortizaciones de capital de los bonos entregados para cancelar deuda y sentencias judiciales con los jubilados. A partir de 2009, además utilizaron los fondos de los jubilados para financiar el déficil corriente. Para los “nac & pop”, que empapelaron ambos organismos con títulos, esa deuda interna no contaba ya que podía refinanciarse infinitamente. Hete aquí las consecuencias de ese vaciamiento. Dicho sea de paso, el ex ministro de Salud, Ginés González García (2002-2007), se pronunció en apoyo a la medida.


El gobierno tiene en carpeta el aumento de la edad jubilatoria y reconvertir la jubilación en una asignación asistencial, disociada definitivamente del salario. Es lo que han “propuesto” los emisarios del FMI en su última visita, realizada en noviembre, en el marco de la auditoría estipulada en el “artículo 4” de las normas que rigen para los países que integran el organismo.


PAMI para los jubilados. Ningún ajuste. Elección de la conducción del PAMI por los trabajadores. Aumento de emergencia de $6.000. Restitución del 82% móvil.

También te puede interesar:

Un informe oficial anuncia que habrá circulación comunitaria de la variante Delta en tres o cuatro semanas.
El FIT-U propone un programa de salida para poner fin al saqueo de las grandes corporaciones y resolver las necesidades populares.
Con la presentación de esta enorme lista del Partido Obrero impulsaremos los verdaderos desafíos que tiene la clase trabajadora.
En agosto el metro cúbico llegará a $40 en el Amba.
Pobreza, ajuste y pandemia. Panorama político de la semana.
Respuesta a un artículo publicado en Página 12.