02/04/2020 | 1587

Al trabajo y al salario los defendemos los trabajadores

Decreto tardío y limitado

Cada día que pasa muestra la contradicción entre los intereses de los trabajadores y patrones en esta pandemia.


Ya la cuarentena fue precipitada por el abandono de tareas por trabajadores en todo el país.


Con la inevitable extensión de la cuarentena, las patronales se largaron a nuevos aprietes, vaciamientos de empresas y despidos masivos. También reducciones de salario, no pagos, pagos en cuota y suspensiones.


La necesidad de frenar los despidos estuvo planteada por trabajadores en todo el país. En primerísimo lugar por el Partido Obrero y el Frente de Izquierda.


El DNU del gobierno cierra por 60 días los despidos entre la mayoría de los trabajadores formales. Expresa la conciencia en el gobierno de que si no toma una medida, la tendencia a un choque entre los trabajadores y las patronales va a ocupar el centro de la escena.


Pero, siguen en la calle los miles de despedidos. Tampoco van a ser amparados trabajadores de servicio doméstico, construcción y rurales.


La voracidad patronal no se ha frenado con el decreto. Patrones y burócratas sindicales ya están pactando suspensiones y reducciones salariales. Se prepara un paquete de subsidios patronales a costa de los fondos jubilatorios.


La posibilidad de defender nuestras condiciones de vida sigue estando en la acción común de los trabajadores. Defendamos en cada punto del país, un programa de emergencia:


– Preservar los puestos de trabajo y el valor real de los salarios, indexados con la inflación.


– Seguro universal de 30.000 pesos.


– Sumar a la prohibición de despidos y suspensiones la reincorporación de los despedidos al 29 de febrero. Continuidad de las empresas que cierren a cargo del Estado, bajo control obrero.


– Centralizar todo el sistema sanitario, público, privado y de obras sociales, bajo un comando único para combatir la pandemia.


– Comisiones obreras de seguridad e higiene que controlen la implementación del plan de emergencia en todos los lugares

de trabajo del país.


– No pago de la deuda y nacionalización de los hidrocarburos, volcando todos los recursos a combatir la pandemia y sus

efectos sociales.

También te puede interesar:

Para Carla Vizzotti no es importante el aumento en las muertes.
“Fuego amigo” de Kicillof y complicidad de Baradel.
Tan solo regula el precio de 28 productos en 60 ferias ubicadas en el Gran Buenos Aires y el Gran Rosario.
El Estado no otorga Certificado Único de Discapacidad, y por ende no estarían contempladas en el plan de vacunación.
Se realizó la charla “Despidos en pandemia: género y precariedad”.