24/11/2016 | 1438

Alejandro Crespo: “Por una gran marcha este 20 de diciembre”


Buenas tardes, compañeras, compañeros: es un orgullo para mí y mis compañeros traer nuestras conclusiones a este enorme acto. Un saludo a los compañeros del PTS, a los compañeros de IS, a mis compañeros del Partido Obrero y a todas las organizaciones políticas y obreras aquí presentes.


 


Primero, enviar un fuerte abrazo a todos los compañeros del gremio del Neumático. En esta tribuna quiero reivindicar a todos y cada uno de los que hicieron posible la conquista de nuestro sindicato, lograr expulsar a la burocracia sindical y construir una organización consciente de miles de trabajadores.


 


Al mismo tiempo, compañeros, quiero saludar a todas las organizaciones, a las comisiones internas, a las seccionales, a los delegados y, particularmente a mis compañeros de la Coordinadora Sindical Clasista. (…)


 


Compañeros, nos estamos enfrentando a un gobierno que pretende implementar hasta el final un ajuste. Todos somos testigos de los miles de despidos que tenemos en la industria, con la complicidad de la burocracia sindical. ¿Qué está haciendo la mentada CGT unificada? Están negociando la vida de miles de trabajadores, están tratando de salvarse ellos mismos, están negociando migajas para contener una rebelión popular, están haciendo que pase el ajuste capitalista o intentando hacerlo. Se abre una etapa muy importante. tenemos la gran responsabilidad de llevar al máximo la organización consciente de los trabajadores.


 


Ya hemos demostrado que podemos sacar a esos delegados que juegan con la patronal, podemos recuperar las seccionales, los cuerpos de delegados y las comisiones internas, pero podemos algo más, hemos demostrado que podemos ganar las direcciones nacionales de los sindicatos. Este avance del clasismo pone un nuevo punto de apoyo para que todos los trabajadores lo utilicen para barrer a la burocracia sindical y ganar los sindicatos. Estamos en una nueva época, pasarán grandes cambios de la mano de la clase obrera, y aquí está el clasismo, con sus victorias, con sus luchas, que se muestra como alternativa para que la tomen en sus manos todos los trabajadores.


 


Un método


 


Para lograr ser esa alternativa hace falta un método. El del frente único de clase, que nos organice y nos agrupe a todos los que luchamos por los intereses de la clase obrera. Hay quienes nos dicen que tendríamos que hacer un frente único con la burocracia kirchnerista, con los Yasky, con los Baradel, con los Wasiejko… ¡De ninguna manera! La burocracia de Wasiejko no sólo dejaba pasar cientos de despidos en nuestras fábricas, sino que también firmaba acuerdos salariales a la baja. Aún sus elementos residuales en las fábricas siguen operando en forma propatronal. Se oponen y ponen obstáculos en cada lucha, esos elementos son los que ante una asamblea general de 1.800 trabajadores, la carnerean. Con ésos, no.


 


El clasismo no puede juntarse con esos personajes; son nuestros métodos, los de la democracia obrera y la organización consciente de los trabajadores los que llevarán a la clase obrera a la victoria.


 


En Pirelli -y de paso un saludo a los compañeros de Fate, Firestone y Imperial Cord que están aquí presentes- después de seis meses de dirección, donde fuimos al paro por los despidos, donde hicimos asambleas, a pesar de que la empresa trató de intimidarlos con descuentos y con amenazas, para la elección del cuerpo de delegados llenaron las urnas los votos por nuestra lista, mostrando claramente la aprobación del método de la clase obrera, del método del clasismo.


 


Compañeros, en estos momentos, la burocracia sindical está dejando a un lado todo tipo de reivindicaciones, a cambio de una mesa de concertación. Están jugándose a ser los garantes de que pase el ajuste, de que no se levanten los trabajadores. Llamó a una marcha ayer para, de nuevo, decir que quería parlamentarizar la lucha por los despidos ¡que luche esa central sindical! Llamó a una marcha donde intentó que los diputados declaren una emergencia social para que aumente la asistencia ¡Doscientos mil despidos tenemos en nuestro país! ¿Qué más falta para que la CGT llame a un paro nacional y un plan de lucha?


 


Por eso, compañeros, ante esta tregua enorme de las centrales sindicales, y desde esta tribuna, tenemos que ser nosotros los que demos la salida.


 


Llamo a todas las organizaciones obreras aquí presentes, a que debatan en sus cuerpos orgánicos para que este 20 de diciembre llamemos a una gran marcha, con el clasismo a la cabeza, con las organizaciones sociales, estudiantiles y de lucha por los derechos de la mujer y para que a 15 años del Argentinazo se escuche con vigor la voz de los que luchamos por un paro nacional y un plan de lucha que quiebre el ajuste y los despidos, por el 82% móvil para los jubilados, por la abolición inmediata del impuesto a las Ganancias, por la indexación del sueldo según la inflación, por la reapertura de paritarias en cada gremio que cerró por debajo de la inflación y por el fin de la persecución a todos luchadores.


 


Compañeros, al ajuste de Macri y los gobernadores le opondremos la lucha de la clase obrera; esa crisis que pretenden volcar sobre nuestras espaldas que la paguen ellos y forjemos con pie firme el camino que nos lleve a un gobierno de los trabajadores.


 


¡Viva el Frente de Izquierda! ¡Viva el Partido Obrero! ¡Vivan los trabajadores!


 


 


 


Foto: Federico Imas