Políticas

3/7/2003

|
807

Alerta

No hay que descartar que aún sancionada la ley, pueda dilatarse – o mejor dicho, se pretenda dilatar – el reingreso de los compañeros a la planta. Si bien la ley habla de la “urgencia” del trámite expropiatorio (y eso habilita al Estado a tomar posesión del bien sin tener que esperar a completar el pago a los dueños), esa posesión para efectivizarse demanda un trámite judicial que abre todo un campo de maniobras.


Importa señalar un detalle que no es menor: a diferencia de otras experiencias, los trabajadores de Sasetru no tienen la posesión efectiva de las instalaciones, cuyo control ha sido retomado por la patronal.


La posesión inmediata de la fábrica, una vez expropiada, debe pasar a ocupar un lugar central en el programa de lucha en la nueva etapa en que ingresamos.