09/12/2020

Alicia Kirchner y el feriado por los huelguistas de la Patagonia Rebelde

La burguesía no tiene problemas de memoria.

En 2019 pasó inadvertido porque era sábado y quizá este año suceda lo mismo, porque conforma el feriado puente por la celebración del Día de la Concepción de la Virgen, pero el 7 de diciembre es feriado en Santa Cruz en conmemoración a los obreros «fallecidos» durante el enfrentamiento social conocido popularmente como La Patagonia Rebelde.

Desde hace unos cuantos años comenzó un reconocimiento gubernamental al enfrentamiento social denominado “Huelgas del ’21”, que constituye la apropiación por parte de los cuadros políticos de la burguesía santacruceña de acontecimientos protagonizados por fracciones de la clase obrera. La utilización política de la memoria no es algo novedoso. Ahora bien, en este caso la apropiación por parte de una fracción burguesa de la memoria obrera constituye un intento de convertirse en la expresión de intereses de la clase obrera.

La memoria histórica es un campo de lucha, y cuando de hechos o procesos protagonizados por sectores de la clase obrera se trata, lo que está en disputa es la conciencia misma de los trabajadores -o parte constitutiva de ella. Vista de esta manera, en términos de la ideología y de las metas burguesas, la lucha por la memoria forma parte de la expropiación permanente que sufren los trabajadores: expropiación de su tiempo, de su energía, de sus productos, de su riqueza, etc.

En el régimen capitalista los obreros no son ni más ni menos que un recurso. El trabajador se ve obligado a vender su fuerza de trabajo a cambio de un salario y, en ese acto, su humanidad se transforma en recurso (de ahí que las antes llamadas gerencias de personal pasan a denominarse gerencias de recursos humanos) y es recurso en tanto puede ser objeto de utilización en términos productivos, por ello la explotación que sufre no es otra cosa que el consumo productivo de sus cuerpos.

Este consumo con fines productivos significa que en este régimen social el obrero solo importa si es pasible de ser explotado. Esto se concreta si en ese intercambio desigual al que es sometido tiene algo para ofrecer: su fuerza de trabajo que en última instancia es energía corporal, por ello que la expropiación que sufre es permanente.

En junio de 2009, la Legislatura provincial convirtió en ley la Demarcación del Circuito Histórico y Turístico de las Huelgas del 21. Un hito en la historia de la clase obrera argentina convertido en un bien intangible susceptible de ser explotado con fines económicos; claro está que había que adosarle algo que no evidenciará explícitamente la finalidad, ahí aparece lo histórico. Me imagino que casi todos estamos de acuerdo que una cuestión es sacarse una selfie en un edificio catalogado como histórico y otra cosa muy diferente es realizar la misma acción en lugares representativos de hechos trágicos, algo que ha sido puesto en debate en varios países de Europa donde se encuentran campos de exterminio construidos por los nazis.

Eric Hobsbawm decía que «los historiadores recuerdan lo que otros quieren olvidar», pero eso está lejos de convertirlo en un bien turístico, salvo que uno en su ignorancia entienda que el turismo es una actividad humana que no tiene finalidad económica. Podría argumentarse que Santa Cruz no tiene nada que «vender» en términos turísticos, pero de ahí a promover el turismo apropiándose de una lucha obrera resuelta a fusilamientos para que sectores capitalistas es una afrenta a esos luchadores.

En este marco de apropiación de este hito de la clase obrera santacruceña, en septiembre de 2019 la Legislatura Provincial declaró el 7 de diciembre de cada año feriado provincial permanente por medio de la Ley N° 3668.

En el primer artículo dice: DECLÁRASE Feriado Provincial Permanente el día 7 de diciembre de cada año, en conmemoración a los obreros fallecidos en las denominadas ‘Huelgas Patagónicas» sucedidas en territorio santacruceño. No hay Memoria sin Verdad ni Justicia. Según los autores y los que votaron esta ley, los obreros no fueron fusilados, ¿fallecieron por razones desconocidas?, como no se conocen los motivos tampoco se
enuncia el objeto de las huelgas, menos aún su oponente.

No hay porqué del conflicto, tampoco oponentes, menos las causas de la muerte, ni quiénes fueron los responsables políticos y materiales de un hecho que se encuentra entre uno de los hechos de violencia política ejecutado desde el poder estatal contra la población en el marco de un gobierno constitucional. Tan agraviante es también la fecha elegida: 7 de diciembre. Tengo algunas hipótesis sobre la elección de los legisladores.

Una, no querían molestar a la Iglesia Católica entendiendo que la celebración del 8 de diciembre es una de las más representativa para la feligresía; segunda, ignoran los hechos; tercera, muestran su carácter de clase.

El 7 de diciembre de 1921, tras varias semanas de represión en las cuales habían sucedido incontables fusilamientos, centenares de obreros se agrupaban en la Estancia La Anita, propiedad del grupo Braun. En repliegue provocado por el avance del Ejército Argentino los obreros se disponían a definir la estrategia a seguir: continuar con la huelga y convertir a la estancia mencionada en el foco de resistencia o levantar la huelga. Los fusilamientos y la exigencia de rendición incondicional condujeron a que los trabajadores optaran por la segunda opción: rendirse.

Al día siguiente comenzarían los fusilamientos en La Anita y continuarían aún cuando la huelga había sido ya levantada sin condiciones. Toda la fuerza material del estado contra
obreros desarmados material y moralmente, seres humanos cuyo único objetivo era salvar el pellejo.

El 7 de diciembre es entonces el día de la derrota, podrían haber elegido cualquier otro, pero eligieron quizá el día en que la burguesía santacruceña se sintió más plena, más dueña de hombres y cosas en toda su historia. Tan así es que casi un siglo después, por medio de sus cuadros políticos e intelectuales, conmemoran su triunfo sobre esas masas obreras que tuvieron la decisión de enfrentarla.

 

 

En esta nota

También te puede interesar:

El Frente de Todos continúa con una política salarial de ajuste.
Reclaman pago de las horas extras, devolución de los francos trabajados, convenio colectivo único, aumento en las escalas salariales.
Vázquez, Vidal y Bodlovic son las muestras de un régimen político descompuesto
Veinte razones por las que el retorno a las aulas en la provincia supone un serio riesgo para la comunidad educativa.
Indicadores sanitarios colocan a Santa Cruz muy lejos del retorno a la presencialidad escolar.