04/04/2013 | 1262

Amia: El memorándum, en un pantano

Luego de calificar al memorándum entre Argentina e Irán como un paso adelante hacia el esclarecimiento de la causa Amia, Interpol ratificó la vigencia de las alertas rojas -una suerte de orden de detención internacional- contra los imputados iraníes. Es una señal clara de que el memorándum se inscribe en la saga de la "pista iraní" y la causa iniciada por el fiscal Nisman, y no, como pretenden las entidades sionistas, en un pacto para encubrir o inocentar al régimen de los ayatollas.


El canciller persa, Ali Akbar Salehi, protestó el memorándum promueve el levantamiento de las alertas rojas. Es claro que el acuerdo entre Argentina e Irán ingresó en un pantano, y también explica, de paso, porqué ni siquiera ha ingresado en la agenda del parlamento de Irán. Dos imputados en la causa Nisman-Canicoba Corral son candidatos para las elecciones que tendrán lugar en un mes en Irán.


Por su parte, la cancillería argentina refrendó el anuncio de Interpol, y la vigencia de las alertas rojas. Argentina volvió a votar contra Irán en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en lo que la Cancillería consideró como "una prueba de que no firmamos un tratado de amistad con Irán, sino un texto para que los sospechosos declaren ante el juez" (Página/12, 31/3). Venezuela votó a favor de Irán.


El memorándum es otro episodio de la "pista" armada en 2005 por los servicios de la CIA y el Mossad. Mientras tanto, los archivos de la Side -que deben conducir a establecer la conexión local del atentado- continúan celosamente ocultos por el gobierno K.