22/10/2021
CABA

Asignaciones familiares: una actualización que no cubre la inflación y coloca topes salariales

Se votó en la legislatura porteña, tras 14 años de congelamiento.

En la sesión legislativa del día 21 de octubre se votó en el recinto una actualización de las asignaciones familiares de les trabajadores municipales y docentes de CABA, tras 14 años de congelamiento y la consecuente lucha y reclamos permanentes por parte de los colectivos de trabajadores.

Durante ese período la inflación aumentó un 1.000%. La distorsión en las sumas, producto de su congelamiento de más de una década, llevaba a que un docente cobrara $270 por hijo, menos que medio kilo yerba.

Pese a que había otros proyectos de ley que apuntaban a la reparación de la situación de retraso, el proyecto puesto en tratamiento y votado fue el del Ejecutivo, con lo cual quedó establecido un aumento que resultará del promedio semestral de los acuerdos paritarios de diferentes sectores de los trabajadores municipales de la CABA, colocando topes que parten de pisos muy bajos que dejará fuera de las asignaciones a cientos de miles de docentes. Por caso: una maestra de jornada completa con un año de antigüedad, a partir de la última cuota del mes de noviembre dejará de cobrar la asignación por hijo/a por “pasarse” de este tope. Estamos hablando de ingreso bruto de $114.500 que aproximadamente representan casi $94.000 netos de bolsillo.

De modo tal que quienes excedan los topes establecidos, percibirán una compensación residual con los paupérrimos montos actuales. Para quienes estén contemplados por debajo de este tope cobrarán, por ejemplo, por hijo/a $945 para rangos de salario bruto de $87.500 a 114.500, $1.876 para rango de ingresos de $60.000 a $87.500 y  $3.038 para rango de ingresos de $6.500 a $60.000 brutos.

En cambio, proyecto presentado y defendido por Amanda Martín, en su doble carácter de legisladora del FIT-U y secretaria gremial del combativo sindicato docente Ademys, partía de una actualización del 1.000% estableciendo actualizaciones periódicas actualizadas al índice de inflación, sin establecer topes; rechazando de este modo toda confiscación salarial.

 

El proyecto aprobado por los bloques mayoritarios, quienes hicieron del persistente reclamo una bandera electoralera, no equiparan los montos ni a la inflación pasada ni a la proyectada para lo que resta del año. Es decir, que no representa una reparación ni a la confiscación salarial que supone la inflación y tampoco se constituye como un monto que pueda cubrir las necesidades de les hijes de les trabajadores quienes son parte de las infancias, adolescencias y juventudes.

Si bien el proyecto incorpora una asignación por única vez para las víctimas de violencia de género de $18.300, lo cual también ha sido un largo reclamo fundamentalmente del gremio docente integrado en su enorme mayoría por mujeres, es insuficiente y extralimitado en una ciudad en la que no hay viviendas para víctimas de violencia de género y las trabajadoras de la línea de atención a la víctima están bajo contratos precarios.

Otro caso relevante lo representan las enfermeras, también un sector de la salud ampliamente integrado por mujeres a quienes se les niega el pase a planta a la carrera profesional. En estas circunstancias tiene una responsabilidad directa quien es incluso mencionado en el proyecto del GCABA, Alejandro Amor, quien ha entregado sistemáticamente los intereses de los municipales.

Otro “galardón” en este sentido se lo lleva la conducción de la UTE-CTERA quien viene convalidando, con su inacción y corset a la docencia, los embates salariales, y que en su representación legislativa ha votado a favor del encubrimiento de un nuevo ataque a las conquistas laborales del sector.

Estamos ante una nueva confiscación salarial que bajo estas circunstancias inflacionarias y de salarios muy por debajo del costo de la canasta familiar se traduce como una nueva estafa por parte de Horacio Rodríguez Larreta con la complicidad directa del propio Alejandro Amor dirigente del SutecBA y quien encabeza la lista electoral porteña del Frente de Todos.

Desde el Partido Obrero y sus agrupaciones sindicales continuaremos reclamando por la actualización real de las asignaciones familiares, contra los topes y la actualización acorde a la inflación de los salarios.

 

 

También te puede interesar:

Gran campaña de la Naranja Telefónica.
La decana de Sociales se abstiene de exigir un mayor presupuesto para la facultad.
Los investigadores denuncian tortura. La Policía busca impunidad sobre el caso de gatillo fácil del joven de 17 años.
Vamos por un plan integral de construcción de escuelas, controlado por la comunidad educativa.
El agua hizo estragos en las casas y los barrios pobres de  CABA y el Conurbano Bonaerense.